Cómo fue la reunión caliente entre Laurita Fernández y Rampolla después del escándalo en El club de las divorciadas – Revista Paparazzi

Cómo fue la reunión caliente entre Laurita Fernández y Rampolla después del escándalo en El club de las divorciadas

La cumbre fue áspera: hubo acusaciones, reclamos y hasta algunos gritos. El equipo tomó partido por la conductora.
TEVE
TEVE

Curiosamente, lo primero que hubo en El club de las divorciadas fue un "divorcio interno": Alessandra Rampolla se enojó mucho con la conductora Laurita Fernández porque le dio mal un pie y se lo hizo saber en plena grabación, lo que obligó a frenar aquella jornada de laburo y desató una interna fuertísima en el seno del programa. En las últimas horas, el escándalo encontró continuidad con una reunión organizada de urgencia en la que se dijeron de todo y hubo consecuencias.

Con los buenos números que arrojaron los dos primeros días de programa en la mano, los productores convocaron a las dos a un encuentro cumbre en una oficina. El lunes, el debut se acercó a los 6 puntos, mejorando los promedios que venía haciendo en ese mismo horario "Corte y confección famosos". El martes, el rating se disparó hasta tocar picos de 7,3 puntos y a convertirse en una amenaza para el liderazgo de Telefe.

Pero después de la celebración por ese primer dato positivo llegó el tiempo de los reproches y las recriminaciones. Según la información a la que tuvo acceso Paparazzi para reconstruir la historia, en el cónclave se escucharon hasta algunos gritos y unos cuantos reclamos que esgrimió la portorriqueña, ante lo que recibió una firme postura de Laurita Fernández, quien hace un culto de aquello de lo cortés no quita lo valiente: sin levantar la voz ni agredir, dice lo suyo con convicciones de hierro.

Sobre el final del entrevero, la producción tomó partido por Laurita y como se dice popularmente "puso en caja" a la reconocida sexóloga nacida en la isla mágica del caribe, quien es descripta como una mujer de muy fuerte carácter. Le aclararon, sobre todo, que "al conductor nunca se le lleva la contra ni se lo deja mal parado al aire", una máxima tan vieja como la misma televisión. "Si tenés algo para decirle, lo hacés cuando se apagan las cámaras". En pocas palabras, ese fue el mensaje que le transmitieron. Pero también les dijeron que "las dos son fundamentales para el proyecto, y les pidieron que encarrilaran la relación".

En la reunión se dijeron de todo y la producción le avisó a Rampolla que al conductor nunca se lo deja mal parado al aire, y que si tiene algo que decirle a Laurita lo haga cuando se apagan las cámaras.

Tras la difusión del escándalo, a la Rampolla la dibujaron como una mujer de personalidad difícil y potente. Incluso, en el Programa El Espectador, que va todas las tardes por la CNN Radio, Pilar Smith informó que "En la producción de la mesa de Juana Viale se sorprendieron por las actitudes y los aires de diva que tiene, como preguntar con quién iba a compartir la mesa, chequear el menú que le iban a servir, exigir que no hubiera políticos comiendo con ella y pedir que le avisaran todo con una semana de anticipación para preparar a su equipo de trabajo".

El club de las divorciadas es una especie de talk shaw donde las mujeres cuentan experiencias traumáticas que transitaron al separarse, y son contenidas por la conductora y sus panelistas, la sexóloga Rampolla, el terapeuta Gabriel Cartañá y la abogada Viviana Koffman. En la primera emisión, Magalí Mora contó que está embarazada, pero su ex la dejó y aún le pide que se someta a un aborto.

Más información en paparazzi.com.ar

TEMAS

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig