¡Escándalo al aire! Anamá Ferreira abandonó el programa de Edith Hermida y acusó de racista a Adriana Aguirre – Revista Paparazzi

¡Escándalo al aire! Anamá Ferreira abandonó el programa de Edith Hermida y acusó de racista a Adriana Aguirre

La ex modelo brasileña no duró ni cinco minutos al aire. Tuvieron que buscarle un reemplazo de urgencia.
TEVE
TEVE

Si bien el programa se llama Está en tus manos, hoy se le podría decir "Se le fue de las manos". El ciclo de Canal 9, que conduce Edith Hermida con la colaboración del Tucu López, uno de los hombres del momento, fue testigo de un momento tan escandaloso como incómodo cuando Anamá Ferreira, ofendida por algo que le dijo Adriana Aguirre, abandonó el estudio de manera intempestiva.

Como el programa va en vivo y su estructura establece que dos famosos jueguen con dos anónimos, Hermida y el Tucu se vieron en la obligación de recorrer los pasillos de la emisora en busca de una figura que les diera una mano (¡Justo!), y así encontraron a Diego Bouvet, cronista de Implacables.

Al final de un bloque, Anamá y Adriana Aguirre compartían el estudio. Cuando volvieron de la pausa sólo estaba la ex vedette. La modelo brasileña se había esfumado. Hermida no se hizo la desentendida y aclaró que "esto es televisión en vivo y como nosotros contamos siempre la verdad, tenemos que informar que Anamás Ferreira se sintió muy molesta por un comentario que le hizo Adriana y nos dijo que no estaba con onda como para seguir en el juego".

"Nosotros le dijimos que tenía total libertad para hacer lo que quisiera, entonces se fue. Hay que entender la posición de Anamá, porque Adriana le dijo algo que le cayó muy mal, son cosas muy entendibles" agregó. Aguirre, que estaba a su lado, defendió su postura y dijo "hace muchos meses que estoy adentro, encerrada, vengo de una operación que fue tremenda, y solamente quiero pasar un buen momento. Pasarla bien. Quise hacer un comentario gracioso pero fue un malentendido y se ofendió".

Edith le repitió que "hay que entender lo que siente Anamá", y Aguirre se puso mal, elevó el tono y gritó "¡Y también hay que entender la mía, che!". En medio de un clima de tensión, explicó que "Ya les mostré cómo tengo la rodilla, destruida, y les dije que me quedó un glúteo más arriba que el otro, y que cada inyección que debería ponerme para corregirlo sale 100.000 pesos".

Anamá se refugió en Twitter para contar lo que había sucedido. "No voy a permitir que gente devaluada y racista me maltrate". Poco después, cuando una seguidora le dijo que le había dicho "callate cara de mono", Anamá no la desmintió, sino todo lo contrario: "Siempre hay algún racista", puso. ¡Qué escándalo!

Más información en paparazzi.com.ar

TEMAS

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig