in

Fabián Cubero y Mica Viciconte abrieron las puertas de su departamento donde pasan la cuarentena: “El vestidor es gigante”

El exfutbolista comparte una moderna casa con su novia, en el barrio de Villa Urquiza.

Cuando Fabián Poroto Cubero (41) se separó de Nicole Neumann se mudó a un moderno departamento en la zona de Villa Urquiza. De a poco lo decoró y armó allí su búnker, el que hoy comparte con su novia, Mica Viciconte. Un espacio muy luminoso, de líneas limpias y colores claros reinan en el lugar.

Abrió sus puertas para el ciclo Divina comida, en el que fue  anfitrión y recibió a la conductora Sofía Jujuy Jiménez, el actor Pichu Straneo, la vedette Vicky Xipolitakis y al periodista Gerardo Rozín.

Es amante de la cocina, lo dice, y también reconoce sus beneficios a la hora de la conquista. “Se gana mucho con la cocina. Cocinar tiene un agregado especial”, dijo. Y después se sinceró: “Con el fútbol y la cocina se gana más y mejor”.

Los deleitó con una entrada de bruschetta de jamón crudo y su plato estrella: lomo a la mostaza con papas noisette. Claro que cocinar en aquella impecable cocina es un placer. Los muebles blancos contrastan a la perfección con la pared oscura.

El living invita a relajarse. En el ambiente, cuidado y minimalista, no se vislumbra el paso de las tres hijas que tuvo con Nicole, Indina, Allegra y Sienna, con quienes comparten la casa varios días a la semana.

Un enorme sillón en tono visón se ubica frente a la gran televisión. En el comedor, una mesa con tapa de vidrio y modernas sillas comparte el lugar con una estantería blanca con detalles de haya y un original perchero decorado con lucecitas.

El dormitorio merece un párrafo aparte. La cabecera de la gran cama, en tono gris plomo y el acolchado negro le dan carácter al cuarto. El vestidor, muy grande, está casi repleto de prendas femeninas y él, resignado, lo admite. “Es un vestidor muy grande, pero justamente acá no tengo nada…Es todo de Mica esto…”, dijo con gracia y resignación.

Comentarios