Germán Martitegui, el jurado más duro de MasterChef, es papá soltero de dos niños con alquiler de vientre: cómo y cuándo llegaron a su vida – Revista Paparazzi

Germán Martitegui, el jurado más duro de MasterChef, es papá soltero de dos niños con alquiler de vientre: cómo y cuándo llegaron a su vida

El reconocidísimo chef llegó a la paternidad en 2018, a través de la subrogación que llevó a cabo en Estados Unidos. Hoy disfruta de Lorenzo y Lautaro.
TEVE
TEVE

Asusta, imprime miedo con su mirada y sobre todo con su tono de voz imperativo. Los participantes avizoran su cercanía en la isla y sufren. Germán Martitegui despierta temor en MasterChef Celebrity, los famosos lo signan como el jurado más difícil. No obstante, esconde un lado muy tierno.

El cocinero top del país, que armó un restaurante que se ubica entre los mejores del mundo y que se emplaza en Palermo, al que denominó Tegui, también dispone de una historia personal atractiva. El robusto y serio profesional no siempre vive con esa tenacidad, dado que cuando sale de su ámbito laboral explota de emoción.

"En algún momento dudé de si podía ser padre o si quería hacerlo de esta manera. Pero solo quiero que sean felices", explicó Martitegui.

Todo cambió radicalmente para Germán en 2018, cuando pudo cumplir con un anhelo, y sobre todo una decisión muy pensada, que refiere a convertirse en padre monoparental. Es decir, ser papá soltero. Para eso acudió al sistema que ya viralizaron famosos como Luciana Salazar, Marley, Flor De La V o Flavio Mendoza, la subrogación de vientre en Estados Unidos. 

A raíz de las dificultades para acceder a una adopción en Argentina, y al estar prohibida la técnica del alquiler de vientre, Martitegui optó por esta posibilidad que se realiza en tierras estadounidenses. Así, Martetegui se encontró con su primer hijo Lorenzo, en noviembre de 2018. 

A los pocos meses, más precisamente a los seis, el chef completó todos los papeles para agrandar la familia y así aterrizó en su vida Lautaro. Evidentemente, un costado de la personalidad del jurado que poco se conoce. Hoy disfruta de acompañar el crecimiento de sus niños, los adora y siempre está disponible, al punto de delegar trabajo o llevarlos a su restaurante.

Respecto a la tremenda determinación de criar a los niños en soledad, Martitegui contó: “En algún momento dudé de si podía ser padre o si quería hacerlo de esta manera. Pero ellos necesitan amor, yo se los doy y ellos me lo dan, y somos felices. Mi único objetivo es que ellos sean felices”.

"Sentí la necesidad de tener hijos y me largué a la aventura. Estoy feliz con mi familia monoparental", confesó Germán.

Ante las posibles críticas, o miradas despectivas, Germán las esquiva y no les da importancia. Seguro de su decisión, el chef explicó los sentimientos que lo movilizaron: “Sentí la necesidad de tener hijos, criarlos, educarlos en la buena alimentación, la necesidad de darles amor, cariño, afecto, enseñarles a ser buenas personas, solidarias, felices. Y me largué a la aventura. Estoy feliz con mi familia monoparental”.

Evidentemente nada lo detiene, solo sus impulsos de ofrecerle su corazón a esos dos gurruminos preciosos. Por eso se anima a mostrarse sentimental, como en el caso del primer año de Lautaro, en junio de este año, cuando posteó: “Feliz año Lautaro. Hemos recorrido un largo camino y nos queda tanto”.

Toda la seriedad, rigurosidad, sarcasmo y lengua filosa que emana en el estudio de MasterChef se contrapone con su manera de vivir la paternidad. Así anda Germán, feliz y orgulloso.

Más información en paparazzi.com.ar

TEMAS

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig