Julián Weich logró cumplir la hazaña que se le negó en 2008 – Revista Paparazzi

Julián Weich logró cumplir la hazaña que se le negó en 2008

TEVE
TEVE

La vida merece ser transitada al estilo de una carrera con obstáculos. Sabiendo, de antemano, que frecuentemente se presentarán situaciones que reclamarán un plus de templanza. Serán momentos difíciles que pondrán a prueba la fortaleza mental y servirán para comprobar si dentro de las venas efectivamente circula sangre. En este grupo de adversidades, desde luego, no figuran los inconvenientes cotidianos, que comparados con los verdaderos problemas directamente no tienen razón de ser.

No llegar a pagar la luz a término, renegar por una mala nota del nene en el colegio o hacerse mala sangre por el mal funcionamiento del auto son apenas giladas si se traza un paralelo con lo que han vivido algunos de los integrantes del grupo que acompañó a Julián Weich (51) en su decisión de escalar el Aconcagua. Sí, porque el conductor acaba de concretar un propósito que varios se han propuesto pero que no todos han logrado materializar: hacer cumbre en la montaña más alta de la Argentina (forma parte de la cordillera de los Andes) y una de las más altas del mundo. Apuntalado por sus acompañantes –Ezequiel Baraja (cumplió 31 años arriba del cerro, ex rugbier y ex preso seis años en la Penitenciaría 48 de San Martín), Pablo Giesenow (un cordobés que perdió sus piernas por un accidente automovilístico) y Elisa Forti (¡83 años!)–, el actor encabezó la comitiva, que además contó con las presencias de distintas personalidades del deporte nacional, como Paula Pareto (campeona de judo), Fabricio Oberto (medallista olímpico en básquet), María del Pilar Pereyra (natación) y Silvio Velo (capitán de Los Murciélagos).

Unidos por la intención de dar un mensaje esperanzador y revindicar el espíritu de superación ante las adversidades apoyándose en el deporte, partieron hacia la ciudad de Mendoza el 18 de febrero y regresaron a la capital provincial el 3 de marzo, con la satisfacción y la felicidad de la tarea cumplida. Fueron 14 días de una experiencia fascinante y complicada, pues únicamente Weich y Baraja pudieron escalar hasta la cima. Los demás, quedaron en el camino. “Estamos muy contentos. El tramo final es una montaña aparte. Desde que salís de Penitentes y entrás al Parque Aconcagua son 112 kilómetros, medidos por GPS. Cuando uno ya hizo 100, los restantes 12 son terribles”, contó Julián. Y agregó: “La verdad que fue todo un día a día. Dependés del clima, de tu salud, de la aclimatación. Tenés que lograr no vomitar, que es lo más común, y no deshidratarte. Hay muchas cosas que pueden hacer que tengas que bajar”. Julián no miente: en 2008 quiso hacer cima para un docu-reality que estaba conduciendo, pero 300 metros antes de alcanzar la cumbre los guías le recomendaron que descendiera. Esta, sin ninguna duda, fue su gran revancha. 

 

@summitaconcagua2018 @grajales.expeditions

Una publicación compartida de Julian Weich (@julian_weich) el

¡Intrépido!

¡Intrépido!

Hizo cumbre en el Aconcagua

Hizo cumbre en el Aconcagua

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig