La tremenda confesión de la hija de Gonzalo Bonadeo: “Un tratamiento psiquiátrico me…” – Revista Paparazzi

La tremenda confesión de la hija de Gonzalo Bonadeo: “Un tratamiento psiquiátrico me…”

La hija mayor del periodista revisó los momentos más complicados de su vida.
TEVE
TEVE

Desde hace varios años que Catalina Bonadeo está en el mundo de los medios. Pero por primera vez, la hija de Gonzalo se animó a contar su dura historia personal, que incluye drama y superación. “Estuve en el pozo”, tituló.

Gracias a muchos factores, ella hoy está mejor. Y se animó a contar todo lo que vivió “y cómo logró sanar su relación con la comida y superar una crisis existencial” en una charla extensa con Hola junto a su pareja (se llama Francisco y tiene 40 años, 10 más que ella).

“Lo peor empezó en la adolescencia, aunque tampoco tengo recuerdo de tener una relación sana con la comida en mi infancia. Comer es una forma de canalizar y habla también de los vínculos que armás, y para mí siempre fue una relación dañina. Llegué a pesar 80 kilos (y mido 1,70), hasta que un día dije basta y empecé a adelgazar”, relató junto a sus gatos (tiene dos).

“Fui a una nutricionista, me dio resultado, me veía más linda, los chicos se me acercaban, pero me pasé para el otro lado. A los 16 años sufría de anorexia y ahí fue cuando la mujer de papá, Carmela, jugó un rol muy importante. Fue la primera en darse cuenta de que algo me pasaba, porque conocía un caso similar y veía todas las señales que yo iba dando”, reconoció.

“En el momento, sentís que estás engañando a la gente, que sos superior... Iba al colegio y me llevaba para almorzar puré de zapallo con dos hojas de lechuga y le ponía ketchup para que tuviera sabor a algo. Hasta que un día me llevó a un centro de trastornos alimenticios y salud mental”, añadió.

Al principio me enojé mucho, pero me dijo que si no me comprometía a salir de esa situación me iba a tener que quedar. Con mucho acompañamiento y contención, logré salir adelante y nunca más recaí. Desde entonces empecé una vida mucho más sana”, aseguró.

Sobre su “nueva vida”, Catalina afirmó: “Correr me cambió hábitos, me dio estabilidad y, principalmente, una nueva forma de pensar. Ahora veo a la comida como un aliado para sentirme bien y como una manera de expresar y dar amor. No fue de un día para el otro. Me llevó mucho tiempo familiarizarme con una vida sana”.

“En 2019 me mudé sola, no sabía cocinar y finalmente en la pandemia empecé a prepararme comida sana y me enamoré de la pastelería. Siempre me gustó mucho leer y estudiar, cuando salí del colegio empecé la carrera de Medicina, y el año pasado encontré un nuevo talento. Incentivada por mi novio, me inscribí y hoy me encanta agasajar a mis seres queridos”, contó.

“Los últimos dos años me fueron muy complicados, no sólo por la pandemia, sino porque tuve una crisis existencial. Estuve en el pozo y tuve que hacer tratamiento psicológico y psiquiátrico para reencontrarme, reperfilarme y hacer lo que me hace feliz en serio. Fue difícil porque primero hay que asumirlo y luego convivir con los efectos secundarios de la medicación”, explicó.

Antes, me daba vergüenza hablar de la salud mental, pero hoy me doy cuenta de que fue una etapa difícil pero necesaria. Hoy estoy feliz en TN Running, con mi running team y con mi pareja, una de las personas que más me acompañó en el último tiempo. Estuvo al pie del cañón: Francisco es alegría y positivismo puro. Me iluminó”, cerró.

Más información en paparazzi.com.ar

TEMAS

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig