in

La vida de Silvina Scheffler, ex GH 2007 y novia de Nito Artaza que se convirtió en personal trainer: “Quiero ayudar a la gente”

La profe es muy activa en sus redes sociales y desde allí muestra su nueva vida.

Todo cambia en la vida. De un momento a otro. Cuando se anotó para Gran Hermano, la modelo no tenía ni idea que era lo que se le venía. Y fue todo un boom de explosión en los medios. Pero así como todo subió, ¡también bajó!

Y, después de separarse del humorista Nito Artaza, con quien participó de la versión 2015 de Bailando por un sueño, Silvina Scheffler (40) otra vez le dio un giro grande a su vida.

Si bien en su cuenta de Instagram se presenta como personal trainer, modelo y actriz, La profe -como la conoce gran parte del público- decidió ir por todo y ahora comparte sus rutinas de gimnasia con sus casi 70 mil seguidores.

Silvina se hizo conocida después de participar en el reality Gran Hermano, versión 2007. Allí mantuvo un romance con uno de sus compañeros y protagonizó una escena muy recordada cuando lloró en el confesionario después que la producción le negara unas cremas para las estrías.

SILVINA JUNTO A ARTAZA.

Hoy, lejos de las luces que iluminan a quien es pareja de un actor conocido (como ocurrió oportunamente con Artaza) la entrerriana se concentra en su trabajo intentando no alejarse de los medios: “Quiero ayudar a la gente a moverse y verse bien”, dijo.

La muchacha pasa sus días de cuarentena social, preventiva y obligatoria manteniendo una fluida relación con sus seguidores de Instagram. Allí, les muestra sus looks (los que son muy halagados), comparte sus ejercicios y posa junto a Simona, su gatita.

En sus posteos la profe deja en evidencia que en su caso el paso del tiempo no hace mella en su figura. Con un lomazo espectacular, Silvina se muestra risueña e intentando emanar buena onda a quienes la siguen.

Después de separarse de Nito, de haber declarado que el correntino era el amor de su vida, y que él se casara con la actriz Cecilia Milone, no volvió a conocérsele pareja. Será que por saberla sola, sus admiradores se derriten en piropos con los que, acaso, buscan conquistarla.

Comentarios