Lizy Tagliani cerró su peluquería de Recoleta por la crisis que provocó el coronavirus: «Haremos algo nuevamente, siempre se puede volver a empezar» – Revista Paparazzi

Lizy Tagliani cerró su peluquería de Recoleta por la crisis que provocó el coronavirus: "Haremos algo nuevamente, siempre se puede volver a empezar"

Después de 12 años de exitoso funcionamiento, los problemas económicos causados por la cuarentena la obligaron a bajar la persiana.
TEVE
TEVE

Hay una cifra que no viene en los partes del Ministerio de Salud pero también tiene que ver con el coronavirus y asusta parecido a la cantidad de infectados y fallecidos diarios: es el número de comercios que están cerrando a causa de la depresión económica que genera la cuarentena.

A todos los que ya se conocían -pizzerías, restaurantes, locales de ropa, de calzado, cafés, centros de belleza, etcétera- hay que sumarle uno más: lamentable y dolorosamente, Lizy Tagliani le bajó la persiana a la peluquería del centro de Buenos Aires donde acuño sueños propios y embelleció looks ajenos durante 12 años.

El de las peluquerías es uno de los rubros más afectados por el aislamiento decretado por el gobierno el 20 de marzo. Desde entonces, al menos en el ámbito metropolitano (lo que siempre fue "Capital y Gran Buenos Aires" y ahora se conoce como "AMBA"), no fue alcanzado por ninguna flexibilización ni parece ser suficiente protocolo alguno para avanzar en una reapertura, aunque sea parcial.

Con las puertas cerradas hace más de 80 días, a Lizy se le volvió imposible sostener económicamente su emprendimiento. Las cuentas son bastante sencillas: sin ingresos de ningún tipo durante un período tan largo, se vuelve una tarea ciclopea costear sueldos de personal y hacer frente a los servicios (impuestos, alquileres, expensas y en todo caso wifi), que se siguen cobrando religiosamente.

Lizy aguantó el chubasco todo lo que pudo. "Si en la próxima nos dan permiso volvemos" se repitió una y otra vez ante los anuncio oficiales que se sucedieron cada 15 días. Pero no hubo caso: por más que hasta las melenas de los funcionarios fueron creciendo y descontrolándose, la actividad continuó parada.

LLEGO EL FINAL

La última vez, para colmo, se anunció que el rubro seguiría completamente inactivo por al menos tres semanas, hasta el 28 de junio. Para la actriz, comediante y conductora de El Precio Justo fue demasiado. La última ilusión había sido derribada por completo. No le quedaba otra que tomar una decisión drástica.

En un video que subió a su cuenta de Instagram, Lizy, que vivió una cuarentena agitada entre el pedido de casamiento de su novio, Leo Alturria, los posteos diciendo que no aguantaba más sin verlo, la versión que Telefe repondría Floricienta en su horario, y la polémica por la supuesta violación de aislamiento cuando la visitó Marley para el programa "Por el mundo", anunció su dramática determinación.

PARA SUPERAR EL MAL MOMENTO, LIZY SE APOYA EN LA CONTENCION VIRTUAL DE LEO, SU NOVIO Y FUTURO MARIDO.

Con música emotiva de fondo, no se escucha una voz pero se pueden leer varios graphs a medida que transcurren las imágenes, en las que se ve vacío un salón en el que deben haber pasado cientos o miles de historias, de sueños, de cortes, iluminaciones, brushings, charlas y tinturas.

"Así concluyeron 12 años de la emblemática peluquería de Lizy Tagliani a causa de la pandemia", "gracias a todos los que nos acompañaron siempre", "pronto haremos algo nuevamente... a no bajar los brazos... siempre se puede arrancar nuevamente" son las cosas que se pueden leer allí. Ojalá sea así.

Más información en paparazzi.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig