Mica Vázquez habla de la “dura” pelea con su novio por el nombre de su hijo: “Le quiere poner…” – Revista Paparazzi

Mica Vázquez habla de la “dura” pelea con su novio por el nombre de su hijo: “Le quiere poner…”

Embarazada de cinco meses, la actriz charló con Implacables sobre su futuro hijo y cómo se siente en pandemia.
TEVE
TEVE

Micaela Vázquez está en pleno proceso de embarazo. Cuando nadie se lo esperaba y casi en pleno proceso de divorcio, la actriz confirmó que espera su primer hijo en cuarentena. Y de todo eso charló con Susana Roccasalvo en Implacables, el programa de El Nueve. “Me encanta que seas medio bruja y te des cuenta. Ya estoy de cinco meses y una semana, lo cual ya tengo el sexo. Es varón. Tirame un nombre ya que estás, porque estoy al horno con los nombres”, comenzó Mica.

“Me gustan los nombres más clásicos y a Jero más hawaianos. Llega de repente y me dice: “Lo tengo, Caluni”. Y yo lo miro. Creo que vamos a llegar a un acuerdo, aún tenemos tiempo. A mediados de noviembre empezamos a salir y nunca más nos separamos. Fue muy intenso todo lo que nos pasó como pareja”, aseguró.

"Se dio así. De afuera se juzgan situaciones. Intento ser lo más respetuosa y prolija posible. Los tiempos por ahí fueron un poco pronto. Mi familia ya lo va a conocer a Jero", contó Mica.

“Cuando volví de Mar del Plata, Jero me dijo si quería me quede en su casa porque estábamos a pleno. De repente, volvimos antes por el tema de Fede Bal, y en quedé de mi mamá unos días. Y me avisa que estaba con mi hermana volviendo de Miami y que tenían que hacer las dos cuarentena obligatoria. Me dijo si me podía ir 15 días a lo de Jero. Así que agarré dos valijitas y me fui. Después dijeron cuarentena para todos y me instalé. Fue todo pensado, pero apresurado”, explicó Mica sobre su noviazgo.

“Se dio así. De afuera se juzgan situaciones. Intento ser lo más respetuosa y prolija posible. Los tiempos por ahí fueron un poco pronto. Mi familia ya lo va a conocer a Jero en el sanatorio. Les voy mandando fotitos todos los días para que le tengan la cara y sepan quien es el padre. Él está terminando el profesorado de yoga. Me enseña, pero soy malísima. Lo sigo y mientras hacemos yoga pienso en que necesito para el pastel de papas. Es espiritual, místico. Esta conectado con el agua y la naturaleza”, lo pintó.

"Él está terminando el profesorado de yoga. Me enseña, pero soy malísima. Lo sigo y mientras hacemos yoga pienso en que necesito para el pastel de papas", explica Vázquez.

Tiene eso que me atrajo un montón. En el verano quería aprender a hacer surf y él me insistió. Iba todos los días y absorbía lo que me decía y era lindo. Tiene una ambigüedad en su personalidad que creo que fue lo que me terminó de conquistar.  ¿Cómo nos afectó económicamente? Por suerte, Jero tiene una empresa familiar de ferretería, pintureros, bastantes negocios en zona norte y no tuvieron que cerrar del todo. Bajaron las ventas, pero no dejaron de trabajar. Está en actividad constante”, explicó.

“¿Sos de planificar o esperar la sorpresa?”, le consultaron. “ Soy una persona que en lo general me gusta tener el control de todo. Quiero controlar mi vida y la del todo el mundo. No se puede llevar el control de todo. Si hubiese sido todo prolijo no hubiese sucedido. Pero, tampoco fue sumamente desprolijo. Cuando las cosas pasan entiendo que La vida es perfecta. Un alma viene cuando tiene que venir, elige esos padres, elige el momento. Lo tomó así. Al principio, fue inesperado, no estaba en nuestros planes. Estábamos hacia 6 meses juntos. Y me sentía chongueando”, comenzó.

"Cuando las cosas pasan entiendo que la vida es perfecta. Un alma viene cuando tiene que venir, elige esos padres, elige el momento. Lo tomó así", cerró Vázquez.

“Mi familia me decía, 'ay, hija, vas a pasar la cuarentena con el'. Y. Yo pensaba, como les cuento ahora que además estoy esperando un hijo. Mi familia conmigo ya está curada de espanto. Yo tenía mucho deseo de ser mamá y nunca encontraba el momento. La cabeza y el cuerpo se acomoda cuando tiene que ser. Estas cosas fuertes las tomo y abrazo. Me miro la panza y no puedo creer que en cuatro meses voy a estar con un bebé.  Tengo 33 años. Soy de aceptar las cosas como vienen”, sumó.

“La gente de afuera opina, yo también lo suelo hacer. Pero siempre intenté cuidar a mi ex que lo quiero un montón. Me separé, al mes y medio lo conocí a Jero. Fue todo muy súper rápido, pero cuando uno se Separa hay dueños que se vienen haciendo y hablando durante. No es fácil separarse, más con un proyecto como el que tenía con mi ex que convivimos y apostamos. Entiendo que cuando las cosas tienen que suceder se dan...”, terminó.

Más información en paparazzi.com.ar

TEMAS

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig