Rocío Oliva confesó situaciones complicadas que marcaron su vida: “Pasé cosas durísimas, por suerte no conocí el hambre” – Revista Paparazzi

Rocío Oliva confesó situaciones complicadas que marcaron su vida: “Pasé cosas durísimas, por suerte no conocí el hambre”

La exnovia de Diego Maradona abrió su corazón para recordar épocas muy complicadas, como el asesinato de su padre delante de sus ojos.
TEVE
TEVE

Rocío Oliva saltó a la notoriedad pública a partir de su relación amorosa con Diego Maradona, nada más y nada menos. De ese vínculo que atravesó por diferentes estadios, desde un sentimiento muy potente a circunstancias complejas y en definitiva la separación. 

Hoy se ha instalado en los medios, con su trabajo en Radio Mitre e Intratables, así como su actividad en el fútbol profesional. Claro que antes del Diez, la rubia atravesó momentos muy duros en su vida, con situaciones dolorosas. 

Oliva retrocedió en el tiempo y rememoró esas épocas en una entrevista con la Revista Caras. Como primera frase fuerte, la mediática soltó: “La verdad es que lo único que no conocí fue el hambre. Después he pasado por cosas durísimas”. 

Uno de esos episodios angustiantes fue la muerte de su padre, que murió en un hecho confuso durante un festejo de cumpleaños de una primera, cuando Rocío solo tenía 12 años. “Son cosas duras para una nena de 12 años, teniendo la relación que mantenía con él. Cuando sos chica, no entendés bien lo que pasa, después caés, subís y bajás. Yo estaba solita, y mi mamá (Mónica) tenía que trabajar mucho para que no se sienta la ausencia de mi padre en el aspecto económico”, describió.

Una no deja de pensar en el papá, de estar triste, tu vida cambia para siempre

Esa pérdida podría haberla inducido en la depresión, pero ella halló en la pelota un tratamiento anímico único. “Cuando fui creciendo y empecé a necesitar mucho más a mi papá, me contuvo empezar a jugar al fútbol en River. Salía del colegio y en vez de quedarme llorando en casa recordando lo que había pasado, me iba a entrenar. El deporte es tan sano que salva a mucha gente de cosas malas. Aunque una no deja de pensar en el papá, de estar triste, tu vida cambia para siempre”, narró con voz entrecortada por el peso específico de esos recuerdos.

Buscaba a un padre más que a un novio. Hasta trataba de que tenga algún parecido

Esa ausencia paterna estimuló a Rocío a buscar esa figura en sus novios y así lo reconoció. “Siempre me fijé en hombres grandes a raíz de esto que me pasó con mi papá. Como buscando a un padre más que a un novio. Hasta trataba de que tenga algún parecido. Cuando papá falleció, mamá no podía llevarme a un psicólogo porque ella tenía que trabajar. A los 12 años no podés ir a una terapia sola”, confesó.

Mi hermano nació cuando yo tenía 17. Siempre había querido tener un hermano porque era hija única

Dentro de toda esa complejidad, Oliva remarcó que la llegada de un hermano le brindó otro semblante y otra realidad. “Mamá fue viuda a los 32, y a los pocos meses se enamoró de José, que hoy es su esposo. Y me dieron a mi hermano Luciano, de 12 años. Nació cuando yo tenía 17. Siempre había querido tener un hermano porque era hija única. A Luciano lo bañaba, lo cambiaba, lo llevaba al jardín, le daba de comer. Hoy me ve como a una hermana, pero siempre recuerda que yo lo crié. El quiere algo y yo salgo corriendo a conseguírselo”, explicó.

Más información en paparazzi.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig