in

¿Se fue o lo echaron? Inesperada salida de Guillermo Calabrese de Cocineros argentinos: “Me encantaría seguir, pero…”

El popular chef anunció que ya no estará en el clásico de la televisión pública. En las redes ya hubo polémica y hasta se armó un movimiento para que siga.

Hay “indigestión” y dolor en las redes sociales. De la nada, Guillermo Calabrese anunció que ya no será el conductor de Cocineros argentinos, y los seguidores del ciclo, todo un clásico dentro de la programación de la Televisión Pública, estallaron de bronca e indignación. Incluso, “amenazaron” con dirigirse “en masa” a los estudios para manifestarse en contra del suceso.

Divertido, ameno, bonachón, sensible, gracioso, muy didáctico para explicar cómo se preparan hasta los platos más dificultosos, Calabrese se volvió tan popular que el diminutivo de “Cala” permite identificarlo rápidamente. Muchos lo consideran el sucesor del Gato Dumas, quien fue su gran amigo y su maestro. Cocineros argentinos y Calabrese eran, si se quiere, sinónimos. Como Tinelli y Showmatch, o como Rial e Intrusos. A ese nivel.

Un poco por eso sorprendió tanto el tuit que publicó el cocinero. En su cuenta, donde lo siguen 29.000 personas, en su mayoría devotos de sus preparaciones suculentas, abundantes y desbordantes de sabor, Calabrese arrancó “fueron muchos años de trabajo en la tevé pública y en cocineros argentinos“. Ese comienzo ya indicaba que la continuación podía traer una noticia negativa.

El miedo no es sonso, y el presagio se confirmó. “Entretenimiento, diversión y aprendizaje. Me encataría seguir, pero todo tiene un final. Todo termina. Me llevo lo mejor. La buena gente que conocí y el cariño del público. Yo estoy muy bien. Gracias!”. En un rato, sus dos tuits (uno con foto, otro sin imagen) cosecharon entre ambos más de 6.000 “me gustas”.

La frase “me gustaría seguir, pero…” abrió la puerta por la cual se metió la polémica. ¿Se trata de un despido? ¿A Calabrese lo echaron? ¿En este momento, en el que están prohibidas, precisamente, las cesantías? ¿O es que no llegaron a un acuerdo, se venció un contrato y no hubo renovación?

Para colmo, una serie de retuits que dio Calabrese -ante la montaña de gente que se expresó dolida con la circunstancia- engrosaron las dudas. Uno de los mensajes “apoyados” por el chef le pedía explicaciones a la principal autoridad de la emisora, la periodista Rosario Lufrano, y anunciaba que en el caso de no volver atrás con la medida “nos vamos a reunir en la puerta del canal“.

Calabrese ya había protagonizado una polémica cuando, en medio del anterior gobierno, había tarareado una canción que se había popularizado en las canchas como un tema de protesta en contra del presidente Mauricio Macri y lo había presentado como “El hit del verano”. El cocinero tuvo que explicar públicamente por qué dijo lo que dijo.

Ahora habrá que ver cómo sigue su futuro.

Comentarios