Señales y signos del maltrato: cómo identificar la violencia de género – Revista Paparazzi

Señales y signos del maltrato: cómo identificar la violencia de género

En lo que va del año, en la Argentina se cometieron 57 femicidios.
TEVE
TEVE

La frase se lee mucho en las redes sociales: #amiga date cuenta. Se utiliza cuando se advierte que una mujer, por cosas que relata o que manifiesta -incluso de manera involuntaria-, puede ser víctima de violencia de género o de actitudes machistas. Esas tres palabras revelan, además, una problemática no menor dentro de la cuestión de fondo: por distintos motivos, muchas veces no es tan fácil identificar o comprender que se está en peligro.

Las señales existen. Aunque hay más, se distinguen cuatro causas principales de maltrato: físico, psicológico, sexual y económico. Por dejar huellas o marcas visibles, la violencia física es, en general, la que primero se detecta y la que primero se denuncia.

TODOS DEBEMOS ESTAR ATENTOS A LAS SEÑALES QUE DAN LAS VICTIMAS.

Hay que saber que existen otras formas de violencia, como la sicológica, que no dejan rastros a la vista pero sus consecuencias son tan graves como la física. Formas "silenciosas" pero que también dejan evidencias que tarde o temprano salen a la superficie y de alguna manera se manifiestan.

Es allí donde deben estar atentos aquellos que rodean a esa persona en los distintos círculos donde se mueva (social, familiar, laboral), pues la víctima suele estar condicionada hasta para contar los calvarios que sufre. En situaciones de este tipo, cualquiera puede dar una ayuda o ser una tabla de salvación.

Se identifican cuatro tipo de maltrato: físico, sicológico, sexual y económico. La violencia física es la que más se denuncia porque deja huellas visibles, pero las restantes, muchas veces "silenciosas", son igual de graves y peligrosas.

Se dice que el victimario ejerce un poder primario sobre la otra persona. El primer paso es anular a la víctima hasta someterla a su voluntad. Ese en ese camino cuando se encienden las alarmas a las que se debe prestar atención. Esas cosas que "no cierran" y que no se deben pasar por alto: si se advierten, hay que involucrarse y actuar.

Aquí, una lista con algunos de los indicios más frecuentes que alertan sobre la posibilidad de estar ante un maltratador:

NO SOLO SE AGREDE CON GOLPES DE PUÑO O PATADAS. LOS GRITOS Y LAS DESCALIFICACIONES HACEN TANTO DAÑO COMO LA VIOLENCIA FISICA.

* Muy de a poco, sin prisa pero también sin pausa, el hombre aísla a la mujer de su familia y de sus amistades. Siempre hay una excusa para que ella no concurra a reuniones, encuentros, salidas o a demás actividades sociales. "Esa persona no te conviene", "Tal persona no te gusta", "Ellos no me aceptan" son algunos de los argumentos esgrimidos.

* Ante cualquier salida de la mujer, intenta establecer su preferencia sobre las vestimentas que utilice. A veces de manera solapada ("¿Hace falta que te pongas esta prenda tan llamativa?") y otras de forma directa y censuradora.

Esos gritos y esas descalificaciones no son un intercambio de opiniones ni una discusión de dos apasionados. No. Son humillaciones que poco a poco van socavando el ánimo de la víctima. El violento, antes que nada, ejerce una relación de poder ante la otra persona.

* Aún adelante de personas a las que no conoce demasiado, el hombre ridiculiza, insulta o menosprecia a las mujeres en general. Tiene un trato despectivo y minimiza las opiniones vertidas por mujeres.

* Ignora o desprecia sus sentimientos con frecuencia. Lo que le sucede a la mujer, lo que piensa o lo que siente lo considera "de escaso valor". Poco a poco va socavando el ánimo y la estima de la mujer.

SE CALCULA QUE EN LA ARGENTINA, ESTE AÑO, SE COMETIO UN FEMICIDIO CADA 22 HORAS.

* Controla su dinero y toma decisiones económicas sin consultarla. Poco a poco va imponiendo la idea de que "yo mantengo todo y eso me da más derechos".

* Revisa el celular y sus redes sociales, y hace comentarios, interrogatorios y cuestionamientos acerca de contactos, mensajes, o diferentes interacciones con otros usuarios.

En la era de las tecnologías y las redes sociales, controlar el celular o cuestionar interacciones en el mundo web son otras dos señales de que se está ante una persona tóxica.

* Manifiesta humillaciones, gritos y también insultos ya sean en público o en privado. No son intercambios de opinión o discusiones por temas que apasionan a ambos. No, es desprecio por todo lo que ella dice.

* De las palabras pasa a los hechos en forma de agresiones físicas, que pueden ser empujones, zamarreos, tirones o directamente golpes.

FAMILIARES, AMIGOS, COMPAÑEROS DE TRABAJO DE LAS MUJERES EN RIESGO DEBEN ESTAR ATENTOS Y ACTUAR ANTE LA PRIMERA SEÑAL QUE ADVIERTAN.

* Amenaza con hacer daño a la víctima, a su familia o también a esas amistades o relaciones que según él son "dañinas".

* No le permite trabajar. El tiene que manejar todo. El dinero, los gastos. La vida.

* Amenaza a la mujer con tomar medidas extremas en el caso de que ella lo deje. Por ejemplo, quitándole a sus hijos o avisando que va a atentar contra su propia vida.

Más información en paparazzi.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig