¡Es otra! Cómo luce Cecilia Dopazo a 26 años del mega éxito de Caballos Salvajes: su sorprendente look – Revista Paparazzi

¡Es otra! Cómo luce Cecilia Dopazo a 26 años del mega éxito de Caballos Salvajes: su sorprendente look

La actriz tomó una importante decisión y adoptó un nuevo look porque ir a la peluquería le resultaba "una opresión".
ESPECTÁCULOS
ESPECTÁCULOS

Pasaron 26 años desde que Cecilia Dopazo saltó a la fama con la película "Caballos Salvajes", dirigida por Marcelo Piñeyro. Además, protagonizó varios éxitos de cine y novelas argentinas en los '90, pero decidió parar y alejarse de las cámaras y del aplauso del público. Ahora, volvió al teatro con la obra Radojka, la que protagoniza junto a Patricia Palmer.

La actriz regresó a las tablas y lo hizo renovada. Es que Dopazo decidió dejarse las canas y no volver a teñirse el pelo, adoptó ese look como propio porque "ir a la peluquería me resultaba una opresión", dijo en diálogo con La Nación.  

Y reveló que además "tiene que ver con la aceptación y la liberación, pero me viene bárbaro para el personaje. Me tiño hace 25 años, cada diez días porque empecé a tener mis primeras canas a los 16 años. A los 22 años hice mi primera película y hasta ahí se me mezclaban un poco con el pelo. Para Tango feroz me teñí de un color más rojizo que se usaba en los ’70".

"Después filmé Convivencia con otro corte, bien rubia; y para Caballos salvajes estaba morocha. Fue difícil volver a mi color y para entonces ya tenía bastantes canas y tuve que seguir tiñéndome", agregó.

Luego de tantos años de peluquería, la artista decidió no teñirse más "porque ir a la peluquería me resultaba una opresión y una angustia tremendas. Realmente era una esclavitud enorme. Ya en las últimas vacaciones, en enero de 2020, no quería perder un día en el hotel tiñéndome mientras mi familia se iba a disfrutar".

"Si te teñís, no te bancas ver crecer las canas porque después de varios centímetros te sentís dejada. Es toda una decisión de vida, de libertad, de terminar con esa esclavitud. Yo no me cuestionaba eso sino que sentía la obligación, no imaginaba que podía no hacerlo. No era aceptado y hasta era rechazado por la sociedad y ni hablar en mi trabajo", resaltó.

Al mismo tiempo que explicó que dejarse las canas no tiene que ver solo con el pelo, sino con una liberación de la mujer. "Es un movimiento que empezó en los ’60 y está volviendo con las marchas de los 8 de marzo, del Ni un a menos, de la ley del aborto. Todo eso tiene que ver con ser libre con el cuerpo de cada una. Por supuesto no estoy haciendo comparaciones sino que hablo de libertades", cerró.

Más información en paparazzi.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig