in

Celeste Muriega: “Pude volver de Dubai de milagro. Me gustan las fiestas grandes, pero pasé mi cumpleaños sola”

La actriz zafó a último momento y logró ingresar al país horas antes de que se instrumentara el cierre de fronteras. “Al volver tenía sinusitis. Tuve que hacerme los controles para descartar coronavirus”, contó.

La orden fue terminante. En pleno ascenso de la curva de contagiados de coronavirus, el presidente Alberto Fernández decretó el cierre de las fronteras y la implementación de un rígido control sanitario a los pasajeros que arribaran al país en los últimos vuelos previos a la aplicación de la medida. De esta forma, los compatriotas varados en distintos puntos del planeta quedaron divididos en dos grandes grupos: los que respiraron aliviados por quedar excluidos de la extrema determinación tomada por el gobierno y los que se vieron invadidos por la incertidumbre, por tener pasajes para más adelante o directamente no disponer de los recursos para regresar.

Se advirtió, inclusive, cierto grado de desesperación entre los que veían casi nulas sus posibilidades de retornar. Por suerte para Celeste Muriega los plazos ayudaron y la conductora consiguió pegar la vuelta el día previsto. Entró justito, casi al filo de la veda. Hasta las escalas contribuyeron a hacer realidad su objetivo de estar otra vez en casa, pues la morocha no se encontraba en Chile ni en Uruguay, sino mucho más lejos. En Dubai, para ser exactos.

Allí se enteró Celeste de la instrumentación de un decreto tan drástico, que se puso en práctica para evitar que el covid-19 sea importado desde el extranjero y de esa forma ir achicando el margen para detectar la existencia o no del contagio local. “Fui sola de vacaciones a Dubai y fue muy loco porque me volví a acordar de la última vez que había ido. Creí que ya nunca más regresaría y que esa había sido la última vez que iba a aparecer por ahí. Este viaje me hizo recordar cuando estuvimos con Diego con Rocío y compartimos eventos, entrenamientos y situaciones re lindas y lugares hermosos”, contó Muriega.

La actriz dio detalles de la cultura en aquel país con respecto a la mujer: “Son muy estrictos. Te obligan a taparte toda y no podés posar de otra manera porque te hacen borrar todo. En la última foto me llamaron la atención porque se me veía parte del brazo”.

“El viaje a Dubai estuvo bueno, porque me permitió conocer lugares que no había podido recorrer, como la mezquita”, dijo Celeste.

Luego Celeste habló de lo que fue un 2019 cargado de trabajo y del cambio que provocó en el aspecto laboral la declaración de la cuarentena: “Terminé de hacer una temporada con Bien Argentino, estaba en Implacables, también porque me dieron la posibilidad de hacer las dos cosas. En Viva la tarde(Canal 26) dejé grabados un montón de programas también… Fue un año bastante intenso. Por eso el viaje a Dubai estuvo bueno, porque me permitió conocer lugares que no había podido recorrer, como la mezquita, así que ahora aproveché para ir a esos lugares y me saqué las ganas. Fue muy lindo, pero duró poquito”.

Y siguió: “Después íbamos a hacer la gira con Bien Argentino, pero hicimos solamente dos funciones porque decretaron la cuarentena para la gente que venía del exterior y luego la cuarentena general. Con Alejo (Clérici, su novio) ya tenemos el departamento en el que vamos a convivir. Él también estuvo allá y volvimos en aviones separados. Cuando volví yo tenía sinusitis y tuve que controlarme para descartar cualquier otra cosa. Mientras, en esta cuarentena aprovecho para dejar en condiciones el departamento porque estamos recién mudados”.

Celeste ya está en el país nuevamente, cumpliendo con el aislamiento social obligatorio como la mayoría de los argentinos. “Esto que nos pasa nos tiene que servir para reflexionar”, finalizó.

Comentarios