Qué es la solidaridad y cómo se puede ayudar – Revista Paparazzi

Solidaridad: qué es ayudar a los demás, y qué maneras hay de tender una mano a los necesitados

El licenciado Alejandro Leiterfuter explica las diferencias entre satisfacer las necesidades propias y atender lo que verdaderamente esperan los otros.
Principios
Principios

El ser humano posee cuatro actitudes básicas, a través de la cual podemos evaluar su tipo de
personalidad. Estas son: Pensar-Imaginar-Sentir-Hacer. La solidaridad es una sub actitud derivada del
“Hacer”. Alguien podría decir:-Yo puedo pensar que soy solidario!!; Yo puedo imaginarme siendo
solidario!!; Yo puedo sentir que soy solidario!! A pesar de que estas afirmaciones pueden ser reales;
no son verificables.

La única solidaridad verificable es la devenida del “Hacer”. Esto significa que la solidaridad implica una acción a través de la cual, hay alguien que ofrece algo a otro que necesita de él. Ese “algo” debe ser congruente con la necesidad de quien lo requiera. Por ejemplo, si un chico que vive en la calle, me pregunta si le puedo comprar una empanada, y yo le regalo un par de zapatillas, no soy solidario. No estoy colaborando con su necesidad, sino que estoy satisfaciendo mi deseo de regalarle lo que a mi me gustaría que él cambie; pero su necesidad, sigue estando
insatisfecha.

Del ejemplo planteado emerge una cualidad llamada generosidad; pero esto no es solidaridad. Imaginemos por instante una hipotética respuesta del chico del ejemplo: -Señor, usted es muy generoso en regalarme una par de zapatillas que yo no necesito, pero tengo hambre!! Tras lo dicho, se podría afirmar que la solidaridad requiere de empatía.

La misma, remite a ponerse por un instante en el “lugar” del otro, e intentar percibir lo que le está sucediendo, para actuar en consecuencia. Podríamos entonces destacar distintas instancias de la solidaridad: 1) Empatizar con un necesitado. 2) Acercarse, y preguntarle, si aquello con lo que estoy empatizando es real o no. 3) Actuar solidaria y congruentemente con esa necesidad para que sea satisfecha. 4) Me retiro de la escena una vez que finaliza la acción solidaria.

"Los salvadores construyen vínculos que victimizan. Los solidarios, en cambio, colaboran ante necesidades puntuales que lejos de victimizar muestran un mundo en donde hay seres humanos que valoran la vida".

Este último punto, del cual se habla poco, es tan importante como el resto. Podríamos preguntarnos: ¿Por qué es importante retirarse luego de asistir? La respuesta a esta incógnita es que la persona que requirió colaboración, debe percibir, que salió de su emergencia, para disminuir su nivel de estrés y construir su resiliencia. Si el solidario permanece asistiendo; el necesitado sigue necesitando, y no aprende a seguir adelante con sus propios recursos, sino que vive con aquellos, que le entrega esa persona transformada en salvadora pero no solidaria.

Los salvadores construyen vínculos que victimizan. Los solidarios, en cambio, colaboran ante necesidades puntuales, que lejos de victimizar muestran un mundo en donde hay seres humanos que valoran la vida, se conmueven con los necesitados. Ofrecen y enseñan una actitud que si todos la practicáramos, podríamos
transformarla en la primera pandemia que no requeriría vacuna, sino deseo de ser contagiado.

Lic Alejandro Leiterfuter
MAT 93972

Más información en paparazzi.com.ar

TEMAS

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig