in

Elina Fernández habló sobre su polémica relación con Eduardo Costantini: “Lo mejor es amar. No me interesan las críticas”

Nueve meses después de comenzar el noviazgo dieron el sí. Y ahora una publicación de Instagram dio indicios de un embarazo que finalmente ella desmintió. ¿Quién es? Ella misma lo cuenta.

A los 73 años, el empresario Eduardo Costantini decidió volver  a dar el sí. Pero esta vez lo hizo con una mujer muchísimo más joven. Una modelo que aún no llega a los 30 golpeó tan fuerte su corazón, que el dueño del Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires y constructor de Nordelta, entre otras cosas, volvió a pasar por el altar. Y muchos se preguntan, ¿quién es Elina Fernández Fantacci, la muchacha que enamoró al magnate?

Se trata de una modelo de alta costura nacida en Mendoza y radicada en Buenos Aires desde los 19 años. Desfiló los diseños de Claudio Cosano, Gabriel Lage y el fallecido Jorge Ibañez. Además, pasó por la Universidad de Buenos Aires, donde cursó la carrera de Comunicación Social que –finalmente- dejó inconclusa.

Y el 22 de febrero, tras 9 meses en pareja, dieron el sí ante 50 personas, en el exclusivo Alvear Palace Hotel. Su historia de amor comenzó cuando él noto que una bella muchacha tomaba café a diario en la confitería del MALBA y se acercó y le pidió el teléfono.

Al día siguiente compartieron un almuerzo que fue el comienzo de la historia de amor. Si bien ella manifestó que mantiene una excelente relación con los hijos de Costantini, se supo que ellos no avalan la relación de su padre.

“Eduardo tiene 7 hijos, 20 nietos y 2 bisnietos. Los amo a todos, son divinos. Me los presentó a los 7 días de conocernos y me aceptaron desde el primer momento. Son gente muy sana, disfruto mucho”, dijo.

Y una foto publicada en Instagram llevó a afirmar que la pareja estaba esperando un hijo. “Tenemos una hermosa noticia para compartirles y que juntos vivamos esta hermosa emoción”, escribió ella en una foto donde su marido le está tocando la panza. Pero el lunes, a través de un mensaje que ella le envió al periodista Tomás Dente, desmintió estar embarazada y aclaró de qué se trató aquel posteo.

“No estoy embarazada, es que cumplimos nuestro primer aniversario juntos. Siempre recibo muchísimo amor y respeto de las personas. Y el día anterior quería anunciarlo para poder compartir el 3 de mayo, que es el aniversario”, explicó.  ¡Falsa alarma!

Los secretos sobre “agua de tanga”

La repentina boda del magnate Eduardo Costantini (73) y la modelo mendocina Elina Fernández Fantacci (30) despertó más de una duda. Especialmente por parte de la familia del millonario, puntualmente sus hijos, quienes sostienen que con el casamiento la muchacha -43 años menor- persiguió un interés económico.

Los herederos de Costantini sospechan que su padre fue víctima de un embrujo vaginal. Según trascendió se trataría del agua de tanga. Pero… ¿de qué se trata el gualicho? La astróloga Jimena Latorre se lo explicó a BigBang.

“No sé cómo los familiares se enteraron, o cómo salió la noticia; quizás alguna bruja les contó. Pero para que surta efecto tiene que ser hecho por alguien que sepa de magia negra. No es algo que pueda hacer en su casa”, dijo. “Si lo hace en su casa genera el mismo efecto que puede tener practicarle sexo oral”, detalló a la par que refirió el elevado costo que tiene aquella práctica. “Para que tenga efecto tuvo que haberle pagado mucho dinero a alguien”, explicó.

Según aclaró la tarotista, la mujer tiene que llevarle al brujo una tanga que usó durante 24 horas para que prepare el agua. Para que surta buen efecto, la tanga debe ser de color rosa y debe usarse una noche de luna llena. Después debe dársele de tomar a aquel que se pretende enamorar, quien tiene que ingerir la totalidad, por lo general escondida en mate o limonada.

La forma más simple de darse cuenta es cuando los amigos de la persona, o los familiares, le dicen que no es el mismo, que no puede gastar una cantidad de dinero que no tenía pensado gastar en una persona. Cuando tiene ese enamoramiento total sin ningún sentido digamos”, siguió Jimena.

La sospecha de los hijos del millonario surgió a partir del modo en que se conocieron y de la forma en que se sucedieron las cosas. Según ella misma declaró, asistía con frecuencia al restaurante del MALBA con la ilusión de cruzarse a su dueño, quien –además- es líder del emprendimiento inmobiliario de Nordelta.

¿Qué dijo ella?

De todo se dijo, en relación a la motivación de la mendocina para dar el sí con un hombre tan mayor, incluso se ventiló que ella había usado “agua de tanga” para conquistarlo.

Frente al audio de Anamá Ferreyra en donde habla de ella y de su perdición por los “viejitos”, la blonda habló con una de las panelistas Los Ángeles de la Mañana y disparó: “Que sigan hablando”, empezó la señora Constantini y prosiguió: “Soy muy segura de mí misma y todos a los que amo saben cómo soy. Ya van a tener más tiempo para conocer cómo soy. Que la gente hable”.

“Estamos muy felices con Eduardo, disfrutando de nuestra luna de miel en el sur, así que non se lo que está pasando. Para los que hablan mal, el tiempo solo va a responder”, disparó. Pero sin lugar a dudas que habrá más noticias sobre la polémica Elina.

Comentarios