Mariano Peluffo se separó tras 15 años de casado: “Tengo muy buena relación con la mamá de mis tres hijas” – Revista Paparazzi

Mariano Peluffo se separó tras 15 años de casado: “Tengo muy buena relación con la mamá de mis tres hijas”

En "buenos términos", el conductor terminó su matrimonio "de toda la vida" con Bárbara.
ROMANCES
ROMANCES

Mariano Peluffo es uno de los conductores más dúctiles de la tevé y de la radio. Decidido a alejarse de la gran exposición, en los últimos años se supo poco y nada de su vida.

Protagonistas de éxitos como Talento Argentino, Masterchef y Gran Hermano -que llegó a medir 50 puntos de rating, algo impensado en la tele de hoy–, después de una exitosa vorágine se apartó de las “grandes ligas”.

Durante un tiempo se dedicó a la producción televisiva, otras de sus grandes pasiones, bajo la idea de que era tiempo de darle espacio a una nueva generación, y eso cambió su cotidiano. Claro, la popularidad y el cariño de la gente no se los quitó nadie, hasta que un día regresó frente a cámara.

MARIANO ES PAPA DE TRES ADOLESCENTES: BIACA, AURORA Y CLARA

Hoy está al frente de dos programas por la pantalla de Next TV -uno de cocina y otro de resumen de noticias- y todas las tardes lidera un ciclo en FM La 100. Pero más allá de sus “movimientos” profesionales, en los últimos años, a Marian le cambió su vida personal.

"Ser padre es correrse del propio centro para cederlo a otros seres, que son parte tuya. Es abrir sucursales de uno mismo", reconoció el conductor

Papá de tres mujeres hoy adolescentes -Bianca, Aurora y Clara–, el presentador y Bárbara, la mujer con quien se casó en el 2000 y formaron una hermosa familia, decidieron separarse.

Invitado a Podemos hablar, el programa de Andy Kusnetzoff, defensor del perfil bajo, Peluffo se sinceró sobre su presente sentimental y contó que terminó su matrimonio con la mamá de sus hijas. “Me separé y con la mamá de las chicas tenemos una muy buena relación”, confió el también locutor nacional.

MARIANO CONTO EN PODEMOS HABLAR QUE TERMINO SU MATRIMONIO.

“Ser padre es un viaje fantástico. Es aprendizaje constante, desafíos 24 por 7, risas, llantos, charlas, silencios”, supo compartir Mariano, sobre el rol más importante de su vida.

“Es correrse del propio centro para cederlo a otros seres, que son parte tuya. Es abrir sucursales de uno mismo. Es querer detener el tiempo pero a la vez celebrar cada día que pasa. Gran viaje ser padre”.

¿LA PEOR ANECDOTA?

El animador compartió una trágica experiencia en tevé que lo llevó a terminar siendo parte de GH, una de las bisagras en su carrera.

“Salíamos en vivo -con Animérico en vacaciones, con Twiggy- con el móvil de América pegados al programa que tenía Carmen Barbieri, Movete, con Marcelo Polino. Cuando nosotros salíamos al aire medio que caía bastante el rating…”.

“Yo estaba entusiasmado, mirando los dibujitos a la noche para ver cuáles poníamos, era un programa infantil. Al tercer día hicimos el programa y directamente ni medíamos”, recordó.

“¡Yo creía que me querían meter adentro de la casa!”. Pero me respondió: ‘No, estúpido’.  Es que yo ya estaba entregado…”, se sinceró el animador

“El jueves, cuando me levanto para hacer el cuarto programa, pongo América: uno va viendo qué pasa en el canal en el que trabaja. Y veo que Carmen, en un avance de su programa, dice: ‘¡Hoy vamos una hora más! ¡Vamos hasta las seis! Entonces llamé a América”.

“Si no hubiesen levantado Animérica yo hubiera pasado de largo (para trabajar en Gran Hermano). Me llamó Marcos Gorban y me dijo: ‘Estoy con Gran Hermano, esto es top secret. Mandáme material tuyo’”.

“¡Yo creía que me querían meter adentro de la casa!”. Pero me respondió: ‘No, estúpido’.  Es que yo ya estaba entregado…”, confesó Marian.

Más información en paparazzi.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig