in

Mimi Alvarado recordó que encaró a Jimena Barón porque creía que coqueteaba con El Tirri: “Hubo tensión”

Invitada a Intrusos para hablar de la actualidad de Tinelli y Guillermina, sorprendió al desempolvar un desconocido encontronazo con “La Cobra”.

Punta del Este. Verano. Noche. ¿Fiesta, baile, música, tragos, miradas, caricias, romance, ardor, pasión, besos, ternura, qué derroche de amor cuanta locura? Nada de eso: lo que hubo, contado por una de las propias protagonistas de la historia, fueron celos, discusiones y una guerra que dura hasta el día de hoy.

Memoriosa, Mimi Alvarado recordó la caliente velada en la que encaró a Jimena Barón porque para ella estaba coqueteando con El Tirri, quien sigue siendo su “novio” aunque hace tres años que viven en diferentes lugares: él en Miami y ella en Buenos Aires.

Aquella historia, como ya dijimos, sucedió en un tercer lugar. En la glamorosa, refinida y sofisticada Punta del Este durante un verano “de hace 84 años“, como dijo la mismísima ex panelista de Confrontados en su paso por Intrusos, de donde la llamaron para hablar de Marcelo Tinelli y Guillermina Valdes.

De buenas a primeras salió el nombre de Jimena Barón. Y aunque en primer momento se mostró un poco reacia a hablar de su experiencia con “La cobra“, después se largó. Y cuando soltó amarras, como siempre sucede con ella, ya no hubo vuelta atrás. Mimi dio todos los detalles de lo que fue ese ardiente jornada en la costa uruguaya.

MIMI Y EL TIRRI HACE TRES AÑOS QUE VIVEN EN LUGARES DISTINTOS. SIN EMBARGO, ELLA DICE QUE SIGUEN SIENDO PAREJA.

Cuando llegué a Punta del Este, Luciano ya tenía unos días allí, porque yo fui un poco mas tarde” arrancó Mimi. Y después siguió: “yo veía algunas cositas raras entre ellos, ciertas miradas, algunos movimientos. Ella es una muchacha no quiero decir provocadora porque hoy hay que tener mucho cuidado con lo que se dice, es una mujer que va al frente“.

Encima -agrego Mimi- a mi me habían dicho que ella le contó a una amiga “este muchacho me está mirando mucho” y entonces yo dijea esta chica parece que le está interesando comerse al pollo que es mío o qué es lo que pasa“.

Una noche -siguió- fuimos a cenar todos juntos. Y después de la comida, donde también vi algunas cositas, la fui a buscar y le dije “ven acá bebesita, dime algo, tu qué crees, que yo soy una cuare negra, que tu eres la última botella de Coca Coca en el desierto, que tu estás buenísima, que Luciano no tiene novio“.

BARON PASA UNA CUARENTENA MOVIDA CON SUS IDAS Y VUELTAS CON DANIEL OSVALDO.

Tu te la pasas diciendo que Luciano te mira todo el tiempo cuando eres tu la que lo está mirando. Ella me lo negó todo pero después vino una amiga y dijo “no mientas Jimena, si tu te la pasás diciendo que él está atrás tuyo“.

No la agarré del pelo, pero si hubo tensión. Yo le dije “para mi yo estoy más buena que tú. Luciano también se hizo el loquito, A mi siempre me pareció que no pasó nada. Pero si pasó, qué puedo hacer. Ojos que no ven, corazón que no siente“.

Comentarios