Cómo fue la silenciosa lucha de La Floppy contra la leucemia y la ayuda de Lizy Tagliani en todo ese tiempo – Revista Paparazzi

Cómo fue la silenciosa lucha de La Floppy contra la leucemia y la ayuda de Lizy Tagliani en todo ese tiempo

La querida asistente de la conductora, fallecida anoche, peleó sola contra la enfermedad para que evitarle sufrimiento a su mamá.
TEVE
TEVE

La noticia sacudió al ambiente artístico poco antes del final del lunes. A eso de las once y media de la noche, cuando la colonia farandulera estaba más pendiente del debut del Cantando por un sueño que de otra cosa, el golpazo llegó a través de Twitter: La Floppy Cucú, Fabián Peloc, simpática y querida asistente de Lizy Tagliani, había fallecido.

Fue una triste, dolorosa y contundente sorpresa para casi todo el mundo. Incluso para la propia familia de La Floppy. Y había un motivo concreto para que ella y apenas un muy reducido número de personas supieron lo que de verdad le pasaba: la mano derecha de Lizy había sido diagnosticada de leucemia y no quiso molestar a nadie, pero sobre todo decidió resguardar a su mamá de semejante noticia.

LIZY FUE UNA COMPAÑERA INQUEBRANTABLE EN LA DECISION DE FLOPPY DE NO DAR A CONOCER LA ENFERMEDAD QUE ENFRENTABA.

Entonces, La Floppy prefirió encarar su pelea contra la enfermedad en el más absoluto silencio público y también íntimo. Saliendo de ese círculo muy pequeño de personas, nadie supo lo que le estaba pasando.

Su postura fue inquebrantable. Ni siquiera haberse contagiado de Covid pudo doblegar ese férreo deseo de evitarle un disgusto grande a su madre, por quien Floppy daba y dejaba todo. Esos días, cuentan, fueron difíciles pero de algún modo también alentadores: cuando negativizó al coronavirus, tanto ella como Lizy creyeron que también podrían con la batalla mayor.

Lizy, precisamente, jugó un papel clave en todo este tiempo, igual que en los últimos y felices años de La Floppy, un período en el que compartieron aventuras, proyectos, sueños y realidades. Incluso la llevó a la tele el día que tuvo peso propio y pudo conducir un programa. Eran las dos o ninguna.

Desde un primer momento, Lizy estuvo de acuerdo en no contarle nada a la mamá de La Floppy. Y acompañó con rigurosidad y voz de aliento tanto ese "pacto de silencio" como cada momento de su titánica pelea contra la enfermedad.

El mismo trato había recibido ella cuando la pasó más o menos: "Lizy se enferma poco, pero una vez la operaron tres veces y yo estuve a su lado revisando hasta el más mínimo detalle" contó La Floppy cuando Paparazzi la descubrió y le hizo un reportaje hace exactamente un año, el 23 de julio de 2019.

El teléfono fue un aliado en el último mes y medio, después de que se pescaran el virus en una de las emisiones de El Precio Justo y ya no hubo posibilidad de verse ni de encontrarse. Se hablaban todos los días, y varias veces. Cuando se conocieron no eran expertas con la tecnología, pero a usarla también aprendieron juntas. Así, hubo videollamadas.

HORAS ANES DEL FALLECIMIENTO DE FLOPPY, LIZY PUBLICO ESTE TWITT ANTE EL AGRAVAMIENTO DE SU SALUD. NI SIQUIERA ALLI DIJO DE QUIEN SE TRATABA.

Lizy aguantó todo lo que pudo. Hasta que la situación se tornó grave y ayer, a la tarde, escribió en Twitter un desesperado pedido de ayuda. Pero ni siquiera en el instante final brindó una pista de quien era la destinataria de sus oraciones y de sus súplicas.

"Sólo les pido que pidan por una persona muy importante para mi que necesita mucha energía para salir adelante. Se los ruego" puso Lizy. Horas más tardes se supo que era Floppy, la persona que transitó en silencio sus peores momentos para no provocarle a su mamá un dolor anticipado.

Más información en paparazzi.com.ar

TEMAS

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig