in

Diego Topa, emocionado al hablar de su hija Mitai: “Fue un viaje largo de cuatro años de búsqueda”

Desde Miami, donde está varado junto a su familia, el animador de Disney Junior se refirió al nacimiento de Mitai.

Desde hace varios años ya el nombre de Diego Topa (44) está asociado a Disney. Referente de Disney Channel y Disney Junior, el actor se emociona cuando de niños se trata. Y sobre todo ahora, que se convirtió en papá por primera vez. “Desde que era chico soñaba con ser papá”, dijo en una entrevista vía Skype con el programa de Mirtha Legrand, liderado momentáneamente por Juana Viale.

En lo que fue un diálogo sincero y emotivo, el animador evocó el momento en que –junto a su pareja- decidió lanzarse a la aventura de la subrogación de vientre, cuando en Argentina el método era todavía una novedad, allá por el 2016. “Me emociona mucho hablar de eso porque desde que empezamos a averiguar fue un torbellino de emoción, porque había mucha desinformación”, explicó.

“Una vez que tuvimos a Mitai en los brazos, nos olvidamos de todo lo que pasamos antes. El final del camino es hermoso”, contó Topa.

Topa y su pareja realizaron todo el trámite en Estados Unidos. Mitai nació el 21 de enero, en la ciudad de Tampa y ya con el alta médica, se trasladaron a Miami, donde aún permanecen debido a la pandemia de Coronavirus que golpea al mundo. La familia está esperando ser incluida en un vuelo de repatriación y si bien figuran como prioridad por tener una beba muy chiquita, no pueden volver hasta no hacerse del pasaporte de ella.

TOPA NO PUEDE MAS DE ALEGRIA POR SU PEQUEÑA.

Desde allí –muy emocionado- recordó el momento en que Mitai llegó a sus vidas. “Apenas nació, la agarramos y fue un momento que no nos vamos a olvidar más. A mí me dijeron que la primera vez que te ponés a tu hijo en los brazos entendés muchas cosas, y no se equivocaron. Ese momento no te lo olvidás más, es irrepetible”, dijo con lágrimas en los ojos.

Y fue en otra entrevista donde se refirió al proceso de subrogación. “Es un viaje largo, en nuestro caso fueron cuatro años de búsqueda. Vas sintiendo lo que siente cualquier persona que desea ser papá: emociones, alegrías, tristezas, enojos. Pero, una vez que tuvimos a Mitai en los brazos, nos olvidamos de todo lo que pasamos antes. El final del camino es hermoso”, explicó.

“Fue parto natural, pudimos estar en el momento, la vimos salir…”, finalizó muy conmovido.

Comentarios