El crudo relato de Cabito al recordar cómo era su vida cuando pesada 198 kilos: “No podía ponerme…” – Revista Paparazzi

El crudo relato de Cabito al recordar cómo era su vida cuando pesada 198 kilos: “No podía ponerme…”

Eduardo Massa Alcántara, conocido como “Cabito” recordó los peores momentos de su vida y todo lo que tuvo que atravesar para poder salir.
TEVE
TEVE

Eduardo Massa Alcántara, conocido como “Cabito”, pasó por Seres Libres, el programa de Gastón Pauls que se emite por Crónica HD. Desde allí recordó los peores momentos de su vida tras haber alcanzado los 198 kilos de peso.

No lo tengo tan claro. Fue paulatino. Como pasa en cualquier exceso de tu vida, hay una trampa en sí misma respecto a mañana tengo la chance de mejorar. ‘Mañana empiezo la dieta’, ‘mañana dejo la merca’, ‘mañana dejo de jugar’ o cualquier adicción que vos tengas”, indicó Cabito cuando el conductor quiso saber cuándo fue el momento en el que sintió que había tocado fondo.

En este sentido, el comediante sostuvo que “el problema de la adicción a la comida, que hay distintos factores que hacen que una persona sea obesa o híper obesa que tienen que ver con la información…. Quien es adicto al cigarrillo, un día deja el cigarrillo, rompe esa barrera y no fuma más. A la cocaína, lo mismo. El gordo, toda la vida tiene que seguir probándose a sí mismo porque toda la vida tiene que comer, porque de eso depende su vida. Es muy difícil”.

Cabito recordó cómo era su vida cuando pesaba 198 kilos

Luego recordó que “yo no me podía poner las medias. Cosas tan básicas como esas. De hacer veinte o treinta metros y que valgan la pena. Me agitaba. Tenía apneas. He llegado a dormir medio sentado. He llegado a pesar 198 kilos. La gente piensa que sos gordo porque no tenés fuerza de voluntad”.

Hoy por hoy, gordo es la única calificación que podés decir en televisión y no pasa nada. Me hice el bypass gástrico. Previo a la operación estuve 40 días sin ingerir alimentos. Solo gelatina y caldo”, agregó Cabito.

El comediante también explicó que “a diferencia de otras adicciones, vos no la podés ocultar. No sé si es mejor o peor. Pero estás siendo juzgado. Vos podés estar ‘duro’ en una comunión y que no se den cuenta, pero el gordo está comiendo una lechuga y tiene la mirada de reprobación encima de todo el mundo”.

El gordo sufre reprobación constante. Subís a un avión y ves las caritas de todos mirando ‘ojalá no se me siente al lado’. Es lo que vive en el día a día”, señaló Cabito sobre los difíciles momentos por los que atravesó.

Más información en paparazzi.com.ar

TEMAS

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig