Graciela Alfano habló del dramático episodio que la llevó a hacerse devota de la Virgen de Guadalupe – Revista Paparazzi

Graciela Alfano habló del dramático episodio que la llevó a hacerse devota de la Virgen de Guadalupe

La actriz contó la tremenda historia, con milagro incluido, por la que siempre lleva con ella una estampita de la virgen.
TEVE
TEVE

Graciela Alfano se considera “una persona de ciencias”, pero algo pasó en su vida que la llevó a volverse devota de la Virgen de Guadalupe: un grave accidente en el que casi muere su hijo Francisco Capozzolo en el verano de 2009, cuando estaba de vacaciones con amigos en el estado de Oaxaca, México.

El hijo de Graciela iba con su grupo por la ruta con un auto que habían alquilado cuando un camión se cruzó de carril y los embistió. De inmediato, Francisco fue atendido en Puerto Escondido y luego derivado a Ciudad de México, a donde Alfano, desesperada, viajó en cuanto se enteró de lo sucedido.

Graciela contó a Teleshow que mientras estaba en uno de los pasillos del hospital de D.F, angustiada por Francisco, una enfermera se le acercó y le entregó una estampita de la Virgen de Guadalupe. Además, la mujer le propuso ir a rezarle a un santuario.

Le dije que sí. Al día siguiente nos encontramos y fuimos al altar de la Virgen. Allí tuve una sensación de confort interno, de calma. Estaba muy mal, angustiada, sola, no sabía qué pasaría, si estaba estable o no, era una tensión espantosa. Y ahí encontré la calma, una calma interna muy fuerte”, contó.

Grace aseguró que hacía años que no rezaba ni se conectaba con la religión, pero que al estar frente a la Virgen lo hizo por instinto, “no como lo hacemos habitualmente, sino con oraciones personales desde el alma y el corazón y el amor hacia mi hijo, cosas íntimas”.

Pero la sorpresa llegó cuando volvió a visitar a su hijo a la clínica y le dio la mano apenas lo vio. “Por primera vez desde el accidente me mira como con entendimiento”, señaló. Y agregó: “Estaba como dormido, no coagulaba, su cerebro estaba mal, pero por primera vez me mira entendiendo”.

Emocionada con el milagro, Graciela contó que, a la par de sus rezos, el joven seguía mejorando. En poco tiempo los coágulos desaparecieron y no le quedaron secuelas permanentes. Así fue como, desde ese momento, la artista lleva con ella la estampita milagrosa que le regalaron.

Más información en paparazzi.com.ar

TEMAS

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig