¡Guerra en el jurado! Germán Martitegui menospreció a Donato de Santis en MasterChef – Revista Paparazzi

¡Guerra en el jurado! Germán Martitegui menospreció a Donato de Santis en MasterChef

Al chef se le escapó una categorización de menor jerarquía sobre el cocinero italiano y se trenzaron en una alta tensión.
TEVE
TEVE

La fama encierra algunas contraindicaciones, como la advertencia que siempre emanan los que la cultivan de buena cepa, que refiere a controlar los resabios del ego y no creerse una eminencia o una persona superior al resto. 

Parece que Germán Martitegui quedó embriagado en su autopercepción, a partir de todo lo que se habla de su figura desde la explosión en MasterChef, que le permitió acceder al gran público, más allá de los eruditos en gastronomía.

El chef cometió un craso error, una equivocación o una especie de fallido del subconsciente. Un comentario muy desafortunado contra uno de sus compañeros del jurado, en el que exhibió la hilacha y generó el repudio de todos los presentes en el estudio.

Resulta que Germán se enojó con la presentación de Fernando Carlos de una bruschetta, que lucía pálida, escasa y sobre todo que no dispuso del tostado del pan. Esto despertó su típica ironía, pero con el agregado de un palo para Donato de Santis.

Con la comida frente a sus ojos, Martitegui lanzó la horrenda frase: “Es un pan sin tostar. Perdón, yo tengo acá a mi asistente italiano que te va a explicar de dónde viene la palabra bruschetta”. Inmediatamente todos los participantes se agarraron la cabeza por el menosprecio al Donato.

El propio de Santis sintió la fea actitud de su colega y con mucha carga exclamó: “¿Asistente italiano?”. Lo que adquirió peso de indignación por su gestualidad del rostro. Incluso Sol Pérez entendió que no estuvo bien el pelado y manifestó: “Ah bueno”.

Claro que la mejor definición del momento incómodo la arrojó Fernando Carlos:¿Ya hay cargos en el jurado?”. Una excelente lectura del horrendo comentario de Martitegui.

Germán reaccionó y comprendió que había metido la pata a fondo y trató de arreglarla: “Tengo a mi colega italiano que te va a explicar el origen del término bruschetta”. Aunque el daño ya estaba hecho.

Con la espina clavada en el corazón, Donato volvió al tema en el instante que le tocó hacer la devolución del plato: “En mi calidad de asistente italiano, la bruschetta viene de bruscar, que es tostar”. Mientras que de fondo, Martitegui pidió clemencia: “No quise decirte eso Donato”.

Más información en paparazzi.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig