Guillermo Andino lloró al hablar del coronavirus y contó que vio a su papá en un sueño: “Le pedía a la Virgen, ¡por favor…!” – Revista Paparazzi

Guillermo Andino lloró al hablar del coronavirus y contó que vio a su papá en un sueño: “Le pedía a la Virgen, ¡por favor...!”

El conductor se emocionó al recordar lo mal que la pasó durante los días que estuvo aislado tras dar positivo de Covid.
TEVE
TEVE

Este lunes, Guillermo Andino regresó a la conducción de Informados de todo (América) tras pasar dos semanas aislado en una habitación de su casa por un cuadro de Covid. El conductor se largó a llorar al recordar lo mal que la pasó y contó que hasta llegó a ver a su padre en un sueño. 

Luego de contar que su hija, Sofía, la otra integrante de su familia que había contraído el virus, también estaba recuperada, el conductor relató su experiencia. “Te voy a contar lo que me ocurrió y voy a ser totalmente sincero, porque esto lo pasás o no lo pasás, y en el medio hay matices, lo podés pasar bien, lo podés pasar internado y lo podés pasar realmente muy mal”, explicó en diálogo con Antonio Laje

"En el sexto, séptimo día, me agarró un dolor de cabeza terrible, viste de esos dolores que vos decís ´¡por favor, ayudame Dios!´".

"Esto es una tómbola donde a vos te dicen pérdida de gusto y olfato, como me tocó a mí. Pero en el sexto, séptimo día, me agarró un dolor de cabeza terrible, viste de esos dolores que vos decís ´¡por favor, ayudame Dios!´. Yo tengo dos confidentes, una es mi mujer y la otra es la virgen. Te digo que empecé a rezar. Decía ´¡por favor sacame de esto!´", recordó y se largó a llorar. 

Luego, Guillermo contó que sonó con su padre, Ramón, quien falleció en 1987. “Yo nunca sueño, y soñé algo increíble. Me soñé caminando con mi viejo por la playa, sin hablar. Con la particularidad que estaba así, con mi 52 años, más grande que él. Fue una caminata muy tranquilizadora. Me desperté, se lo conté a Caro y salí", recordó.

"Me soñé caminando con mi viejo por la playa, sin hablar. Con la particularidad que estaba así, con mi 52 años, más grande que él. Fue una caminata muy tranquilizadora. Me desperté, se lo conté a Caro y salí".

Sobre su recuperación, Andino expresó: “A partir del octavo o décimo día me empecé a sentir mejor, que no tenía dolor de cabeza, no me importaba no sentirle el gusto a la comida. Quería que me dieran el alta, y por suerte lo pasé sin problemas respiratorios, que era lo que más temía”.

Por último, el conductor dijo por qué le pareció tan importante dar testimonio de su experiencia con el coronavirus. “¿Sabés por qué quise contar lo que me pasó? Porque esto todavía no terminó, sino que Argentina hoy se puso quinto entre los países con más casos”, alertó.

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig