La bronca de Rodrigo Lussich por la frustrada «luna de miel» con su novio: «Por el positivo de Débora D’Amato nos tuvimos que…» – Revista Paparazzi

La bronca de Rodrigo Lussich por la frustrada "luna de miel" con su novio: "Por el positivo de Débora D'Amato nos tuvimos que..."

El periodista y su pareja se habían instalado en un hotel de super lujo y cuando empezaan a disfrutar... ¡Se tuvieron que volver!
TEVE
TEVE

Forma parte de los usos y costumbres de los famosos. De una de las tantas particularidades de ese mundo distinto -con leyes y reglas propias- que se volvió la farándula en los últimos años. Las "celebridades" no necesitan casarse para irse de "luna de miel". Para nada.

Cualquier viajecito de dos, tres o cuatro días, esos que para la gente común son apenas "una escapadita", ellos lo transforman en un acontecimiento etraordinario. "Nos fuimos de mini luna de miel" repiten a coro, como si tal cosa existiera.

Rodrigo Lussich, acaso el periodista más ácido y corrosivo con actrices, modelos, influencers, artistas, actores y todo aquello que se mueva y pase por la tele, se había embarcado, precisamente, en "una": con Juampi, su novio, se habían instalado en un super coqueto hotel de Cardales (bien al norte del conurbano) para pasar un par de días de descanso, relajación, buen morfi, mucho chupi y todo el amor posible.

Se habían ido apenas él terminó su participación en Intrusos y se iban a quedar hasta que debiera retornar para conducir Los Escandalones, todo en América. Pero el viernes a la noche llegó una mala noticia: Débora D´Amato, compañera de panel, había dado positivo de covid. No quedaba otra que pegar la vuelta y aislarse.

ASI EMPEZÓ LA "LUNA DE MIEL" DE LUSSICH Y JUAMPI, SU PAREJA. POCO DESPUES SE TUVIERON QUE IR.

"Habíamos sido contactos cercanos el jueves. No fuimos contacto estrecho, sino cercano, que no es lo mismo pero también te obliga a aislarte y a hacerte el hisopado. Compartimos la mesa y el estudio, así que hay que tomar todos los recaudos del caso. No tengo síntomas, ninguno, pero uno puede ser asintomático así que es lo que corresponde" explicó Lussich.

"Ya estábamos instalados allí con todo ese lujo, todo ese confort y todas esas comodidades, empezando a disfrutar de todas esas cosas, cuando nos avisaron. Así que bueno, tuvimos que guardar todo, mirar las copas doradas y sin tocarlas decirles Adiós. No pasa nada, quedará para otra oportunidad", dijo, divertido aún en medio de lo que fue un bajón.

Desde el living de su departamento, Lussich aseguró que "estoy en cautiverio, encerrado como los bichos o los animales. No pasa nada, hay cosas peores. Si el hisopado da negativo podremos salir, sino tocará cumplir los 10 días de aislamiento total, que vamos a hacer".

Sin perder el tono divertido y jocoso, se quejó de que se equivocan al nombrar a su novio: "Es Juanpi, Juan Pablo, o Juanpirulo, pero muchas veces fue mal llamado Juan Carlos. Qué vamos a hacer..." bromeó el periodista que hace tele, volverá a la radio y también se dio el gusto de probar suerte en el teatro.

Más información en paparazzi.com.ar

TEMAS

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig