La China Suárez rompió el silencio y se despegó para siempre de Mauro Icardi de la peor manera – Revista Paparazzi

La China Suárez rompió el silencio y se despegó para siempre de Mauro Icardi de la peor manera

María Eugenia se excusó de toda la polémica y focalizó la responsabilidad en el futbolista.
TEVE
TEVE

Del escándalo a la guerra declarada. De las ironías a una batalla campal. De las presunciones a las declaraciones cruzadas, cargadas de municiones. Explotó definitivamente el enfrentamiento entre Wanda Nara y la China Suárez, por la implicancia de la actriz en el matrimonio.

En las últimas horas, todo el Wanda Gate se centraba en cómo estaba la pareja de la mediática con Mauro Icardi y en todos los posteos del futbolista rogando por su perdón y reconociendo que había cometido una traición. Mientras que Nara no se había expresado al respecto y quedaba planteada la duda de cuáles eran sus próximos pasos.

En todo este contexto, la China Suárez sorprendió al mundo al salir a declarar, a romper el silencio, así se subió a su Instagram para publicar un texto interminable en el que se refiere a su gravitación en todo este entuerto. Básicamente, María Eugenia ofreció su descargo, para tratar de limpiar su imagen y direccionar toda la culpa en Icardi.

En el comienzo de su descargo kilométrico, María Eugenia dijo: “He guardado por mucho tiempo silencio por varias razones. La principal, por miedo e inexperiencia, por no saber cómo nombrar el nivel de mentiras y atrocidades que se dicen para sustentar el minuto a minuto televisivo”.

Para rápidamente reconocer que forma parte del escándalo y que existió el coqueteo sexual con Icardi: “Me ha tocado relacionarme con hombres a los que le he creído siempre sus palabras: que se estaban separados o separándose y que no había conflictos”.

Además, la China relacionó esta intromisión con otras que protagonizó en el pasado como en sus romances con Vicuña y Cabré: “Siento en esta situación un deja vu infernal, donde vuelvo a pagar con mi reputación cuestiones que son de dominio personal de cualquier mujer. Una repetición que deja a la luz mi inexperiencia y, sobre todo, profunda credibilidad que le di a estos hombres que luego guardaron silencio dejando que me comieran los lobos”.

Como si fuese poco se separó de toda responsabilidad y se percibió como la víctima: “Parece que es más creíble para esta sociedad, sabiendo cómo se manejan ellos siempre, que yo sea la mala, la que engaña y no la engañada”.  Así como le pegó un tiro por elevación a Wanda: “Es más fácil pegarme a mí, para descargar. El costo de sostener la imagen de una familia feliz lo pago yo, no el hombre que fue irracional o tuvo un desliz. Todos quedan bien parados”.

Hasta que describió con lujo de detalles cómo fue todo el affaire virtual con Mauro y otra vez focalizó la culpa en el futbolista: “No comencé, no alenté y no provoqué. No voy a hacerme cargo por mí y por todas las mujeres que son usadas y juzgadas siempre de las actitudes de conquistadores seriales que tienen aprendidas estos varones y que después saben bien esconder”.

Hasta caerle con dureza a Wanda: “Ser empoderada no tiene que ver con dinero, con ser filosa en las redes y menos con insultar con los mismos términos que te juzgaron en el pasado, a otra mujer. Tiene que ver con ser justa a la hora de hablar y sobre todo romper el silencio”.

Más información en paparazzi.com.ar

TEMAS

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig