La dura historia de vida de Robertito Funes, abandonado por su papá a los 8 años: “Lo reencontré en…» – Revista Paparazzi

La dura historia de vida de Robertito Funes, abandonado por su papá a los 8 años: “Lo reencontré en..."

El conductor y movilero relató un triste episodio de su infancia que lo marcó para siempre. Abandono, ausencia y muerte.
TEVE
TEVE

Detrás de ese personaje divertido, distinto, simpático, carismático y que logró un nombre propio en el ambiente artístico siendo uno de los periodistas y conductores más queridos del medio, Robertito Funes (46) carga con una triste historia de vida.

Si bien siempre trata de transmitir alegría y energía positiva en sus distintos trabajos, con un amplio curriculum laboral que incluye desde C5N, la TV Pública o Telefe, fue durante una entrevista en la que el excéntrico movilero sorprendió al dar detalles de su infancia y un episodio que, sin dudas, lo marcó para siempre.

Mi papá se fue, nos abandonó cuando yo tenía 8 años, nos dejó en la calle a mi mamá Patricia y a mis dos hermanos, Valentín y Gastón. Me lo volví a encontrar después de los veinte, de grande. Desde los ocho hasta los veinticuatro, no lo vi más”, confesó Funes en diálogo con Clarín.

ROBERTITO, DE CHICO, JUNTO A SU MADRE PATRICIA Y HERMANOS.

Nacido en Mendoza, a los 17 años Roberto decidió abandonar su ciudad natal para ir en busca de aventuras y sueños. A los 24, mientras regresaba de México, donde había estado viviendo un tiempo, el conductor recibió la noticia de que su padre estaba en estado crítico… y decidió ir a verlo.

Cuando volví de México, donde había estado viviendo, me avisaron que estaba mal. Viajé a Córdoba y me encontré con una persona postrada en una cama de hospital. Era él. Tenía el recuerdo de mi padre detenido en mis ocho años, cuando lo vi en su lecho de muerte era otra cosa. Murió ahí mismo”, describe el periodista.

Y siguió relatando, “no me reconoció porque ya estaba en coma. Entré solo a verlo, le hablé. Me sirvió, es como que uno perdona todas las cosas feas, las ausencias. Mi mamá hizo un trabajo tan bueno que no se sintió la no presencia de mi viejo”.

"Viajé a Córdoba y me encontré con una persona postrada en una cama de hospital. Murió ahí mismo”, recordó Funes.

Ese reencuentro, sin dudas, era el cierre de esa parte de su historia ya que según cuenta Robertito, “entré, hablé, y a los cinco minutos se murió. Creo que él soltó. Estoy convencido que me estaba esperando para una despedida, estuvo muy bien. Es bueno soltar”.


En cuanto a las heridas que pudo haber provocado en él ese abandono de su padre, Funes manifestó, “hay un vacío, lo hubo y estará siempre. Esa ausencia de no tener padre me acompañará toda la vida, pero lo voy manejando. Vengo de una familia tradicional, tuve una linda infancia, aunque austera desde que mi padre nos dejó”.

Más información en paparazzi.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig