La durísima crítica de Karina La Princesita contra Lola Latorre y Lucas Spadafora por su broma a Nacha: «Si te duele la burla…» – Revista Paparazzi

La durísima crítica de Karina La Princesita contra Lola Latorre y Lucas Spadafora por su broma a Nacha: "Si te duele la burla..."

La cantante apuntó contra los jóvenes y afirmó que el cambio se da desde los actos.
TEVE
TEVE

La burla de Lola Latorre y Lucas Spadáfora hacia Nacha Guevara por sus temblores sigue dando que hablar. Aunque la pareja de jóvenes participantes del Cantando 2020 se disculpó con la jurado del certamen y ella aceptó las disculpas, les hizo una sugerencia.

La artista les dijo que tal vez si se propusieran conocer a alguna persona que padezca Parkinson, podrían entender de qué trata aquella enfermedad y empatizar con quien la sufre.

Pero fue su compañera del jurado, Karina, la princesita, quien se metió en la discusión y opinó sobre lo ocurrido en la pista de la competencia de canto que pone al aire la pantalla de El Trece y que conducen Laurita Fernández y Ángel de Brito.

"Hay que pedir disculpas si se ofende y no si el otro se sintió mal o no", dijo Karina.

La cantante tropical conversó con el ciclo radial Por si las moscas, que se emite por La Once Diez / Radio de la Ciudad. Allí le preguntaron su opinión sobre el conflicto desatado entre la hija de Yanina y Diego Latorre y su compañero, el youtuber Lucas Spadáfora, con Nacha, y Karina fue determinante.

“El cambio real es desde los actos y no volverse victimario", aseguró. Y después les dio un consejo a Lucas y Lola.  "Si te duele la burla, no te burles de otro. Hay que pedir disculpas si se ofende y no si el otro se sintió mal o no”, lanzó sin vueltas.

Recordemos que Karina, la princesita contó en varias oportunidad que ella fue víctima de burlas y  bullying y que peleó contra eso duramente mucho tiempo. “Me han hecho de todo en realidad”, le dijo a Catalina Dlugi en Agarrate Catalina. “A veces iba al baño y, cuando me veían, empezaban a venir de a seis o siete atrás mío. Yo decía: ‘Uh, Dios, no puedo ni ir a hacer pipí tranquila...‘ Me empezaban a golpear las puertas hasta que yo salía. Me gritaban: ‘¡Dale salí, salí!‘”, había agregado.

“Y, cuando yo salía, mandaban a la más chiquitita a que me pegara un cachetazo. Entonces, yo me defendía y venía la más grandota, que me agarraba del cuello y me ponía contra la pared”, había finalizado.

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig