Sol Pérez se fue de Nosotros a la Mañana en medio de una fría despedida – Revista Paparazzi

La fría despedida de Sol Pérez de Nosotros a la mañana: "Me voy para..."

No hubo emociones, lágrima ni gestos conmovedores. Apenas unas palabras. Después de varias temporadas en el ciclo, la modelo dio un paso al costado porque tiene que estudiar.
TEVE
TEVE

Cerca del casamiento, lejos del laburo. Poco después de volver de unas vacaciones que se estiraron varias veces y en las que recibió de manos de su novio el anillo de compromismo y el pedido de contraer enlace, Sol Pérez anunció que abandonaba Nosotros a la mañana, el programa del que fue principal panelista. La despedida se concretó hoy, y llamó la atención porque después de tanto tiempo de trabajo se trató de un saludo un tanto frío y desprovisto de emociones.

A diferencia de lo que ocurrió con la salida de Sandra Borghi, que dejó el ciclo para pasar a conducir el noticiero de los mediodías junto al retornado Luis Otero en medio de un mar de lágrimas y de un programa entero en el que recibió lo más parecido a un "homenaje en vida", a Sol le dedicaron solo tres minutos para "agradecerle todo lo que dio" mientras estuvo en el panel.

El Pollo Alvarez tomó la palabra ya sobre el final de la emisión -y después de que un parrillero le dedicara un poema desde un puesto callejero de choripan y demás sanguches al paso- para contar que esos eran los últimos instantes de Sol como integrante del ciclo.

"No te queremos emocionar ni hacer llorar", avisó el Pollo. Y un poco se notó: no hubo videos conmemorativos, recuerdos de momentos destacados de Sol en el programa ni saludos de familiares o amigos. No. Nada de eso. Apenas un puñado de palabras del conductor y el pedido de que tome la conducción y protagonice su propia salida del programa.

"Uno siempre quiere tener a los mejores con nosotros, y una de las mejores era Sol. Gran compañera, excelente persona y notable profesional. Te vamos a extrañar" alcanzó a decir el Pollo como quien dice "che, hace 13 grados". Sol tampoco le puso mucha garra al saludo final y hasta llegó a preguntar "y ahora qué querés que diga" cuando salió del escritorio y se quedó con el lugar del Pollo y de Mariel Di Lenarda, quien no dijo una sola palabra en todo el tramo "conmemorativo".

"Me voy para estudiar y para ver si de una vez por todas puedo recibirme. Necesito tomarme un tiempo, y no lo estoy teniendo. Tengo que dar un examen que se necesitan como mínimo tres meses para prepararse, y yo por ejemplo en este cuatrimestre me anoté y todavía no hice nada. Entonces necesito tiempo y voy a ver si me lo hago ahora", dijo Sol. Y se fue nomás, sin que nadie haya derramado una mínima lágrima por su salida. ¿Raro, no?

Más información en paparazzi.com.ar

TEMAS

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig