Sol Pérez y su novio se comprometiron en un yate – Revista Paparazzi

El llanto de Sol Pérez cuando su novio le propuso matrimonio sobre un yate en Grecia

Ella había pedido varias veces "algo como lo de Pampita" y Guido Mazzoni le dio el gusto. ¡Se vienen los confites!
ROMANCES
ROMANCES

Sol Pérez le había puesto los puntos a su novio, Guido Mazzoni: "Quiero una propuesta de casamiento como la de Pampita" avisó hace mucho. El muchacho tomó nota y, de alguna manera, le dio el gusto: se arrodilló, le dio el anillo y le preguntó si quería ser su esposa sobre en un yate en una paradisíaca isla de Grecia. ¡Tomá, Moritán!

Con el mar y el capitán de la nave como únicos testigos del acontecimiento, Mazzoni tomó valor, dejó un lado ese espíritu huidizo que lo caracterizaba desde que el romance con la modelo lo volvió interesante para los medios, y le pidió a esa persona que sostuviera el telefonito y le avisara que lo estaba grabando.

Sol no sabía nada. Ella sospechó que algo importante podía suceder porque su novio no es un fanático de las cámaras ni de las grabaciones, pero no había visto el anillo y no esperaba de ninguna manera que se tratara del "pedido supremo", ese que tanto estaba esperando.

Entonces Guido se sacó de encima todos los temores y le dio para adelante. Se arrodilló, le pidió a Sol que le prestara un poco de atención, de repente apareció el estuche, lo abrió y adentro estaba el anillo que había buscado con la paciencia de un orfebre. Le preguntó si se quería casar con él, y la respuesta fue un rotundo sí. Mucho más no pudo verbalizar ella, porque enseguida rompió en llanto.

Grecia se ha puesto de moda, parece, para los famosos argentinos casamenteros. La racha en tierra "helénica" la inauguró Alejandro Fantino, quien en la despampanante isla de Santorini, allí donde van los cajetillas más cajetillas de todo el planeta, le entregó las alianzas a su novia, Connie Mosqueira. Un par de días después, primero en una playa y luego en un lujoso salón, quienes contrajeron enlace allí fueron el ex tenista Pico Mónaco y la modelo Dana Arnopoulos.

Evidentemente, es gente que no tiene problemas económicos y no se hace drama si el dólar se mantiene a 330 o se va a 580 mangos. A diferencia de la gigantesca mayoría de la gente que siempre enfrenta nubarrones y tormentas de todo tipo, para ellos siempre sale el sol...

Más información en paparazzi.com.ar

TEMAS

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig