La nueva vida de pueblo de María de Luján Telpuk después de hacerse famosa como “la chica de la valija” – Revista Paparazzi

La nueva vida de pueblo de María de Luján Telpuk después de hacerse famosa como “la chica de la valija”

La santafesina habló desde Hugues, su pueblo natal, donde vive desde hace tres años.
TEVE
TEVE

Imposible resumir todas las vidas de María de Luján Telpuk, que se hizo famosa como “la chica de la valija” luego de descubrir, en 2007, cuando era policía aeroportuaria, los casi 800 mil dólares que el venezolano Antonini Wilson quería ingresar al país sin declarar.

Como una Sherezade moderna, las mil y una vidas de esta santafesina da para filmar varias películas de distintos géneros. Es que el recorrido que María de Luján hizo en sus 41 años tiene de todo: tragedia familiar, ascenso a la fama, farándula, escenarios, dinero a raudales, plumas, brillantina, y luego, ocaso y caída, para después, volver a levantarse.

Todos la conocieron como policía, pero también fue maestra jardinera, vedette, esteticista, comerciante; quiso ser intendenta de su pueblo, en Santa Fe, donde llegó a ser directora de su propio jardín de infantes y ahora restaura muebles, se dedica a la decoración de interiores y tiene una vinería con su novio.

Luján se reinventó una y otra vez. ¿La última? Hace tres años, cuando dejó todo lo que la ataba a Buenos Aires para volver a Hugues a acompañar a su madre enferma hasta que la mujer murió, en febrero de este año. “Yo soy así, pateo el tacho y no me importa nada. Volví a Santa Fe sin saber qué hacer de mi vida”, contó a La Nación.

Si bien está de novia, Telpuk aseguró que no le cierra el proyecto de la convivencia: "Yo nunca conviví con nadie. Mi novio se llama Heber, tiene hijas chicas, yo no… Y cuando falleció mi mamá, decidí convivir con él en el pueblo que está al lado del mío, Wheelwright. Fue un caos”.

“Entre el duelo y la convivencia… Pusimos una vinoteca. Pero me costó. Estuve un par de meses tratando de estar bien y estaba tapando mi dolor por la muerte de mi mamá con otras cosas. Entonces volví a mi pueblo”, dijo.

Luján explicó que su pareja la entendió y que el volver a vivir a la casa de su mamá la ayudó a salir adelante. “Fue como reencontrarme con un montón de cosas y me hizo muy bien. Más allá que es la misma casa donde mi papá se suicidó”, indicó.

Sobre ese fuerte episodio, Luján señaló que fue ella, a sus 8 años, quien encontró a su padre ahorcado en su hogar. “Y en esa casa seguí viviendo con mi mamá. Gracias a Dios, lo malo no supera lo bueno. Uno no se olvida de las cosas, pero fueron muchos más los momentos buenos vividos con ella”, aseguró.

Y ahí, en Hugues, Telpuk sintió en carne viva todo el prejuicio y la crítica, cuando el pueblo no vio con buenos ojos su idea de abrir un jardín de infantes. “No quiero ser mala con el pueblo, pero dijeron ´qué le va a enseñar a los chicos si lo único que hizo fue mostrar las tetas y el culo´”.

Antes de recibirse de auxiliar de farmacia, intentó acercarse a la política, porque quería ser intendenta de su pueblo, pero volvió a chocarse con las críticas, a pesar de que se hizo famosa por cumplir con su trabajo honestamente.

“En ningún momento nadie de mi pueblo me dijo ´che, qué bueno, te felicito´, Priorizaron otra cosa. Dijeron ´ay, hizo la tapa de Playboy´. Fue más fuerte para el pueblo eso que lo que pasó con la valija”, se lamentó.

Y sobre ese hecho por el que todos los ojos se posaron en ella, María Luján reveló un dato sorpresivo: la propuesta insólita que recibió de Antonini Wilson, que la llamó hace unos años para reencontrarse en Miami.

“Él estaba por sacar un libro y quería que yo viaje a Miami, para tomar un café y hacer una movida de prensa. Finalmente, él entendió que yo hice mi trabajo, que no le quise cagar la vida a nadie, no sabía ni quiénes eran los que venían en el vuelo, solo sabía que venían de Venezuela, nada más”, cerró.

Más información en paparazzi.com.ar

TEMAS

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig