Laura Oliva y su pareja renunciaron a tener un hijo : “No sentí ser madre después de…” – Revista Paparazzi

Laura Oliva y su pareja renunciaron a tener un hijo : “No sentí ser madre después de…”

La actriz reveló una importante decisión personal que tomó junto a su pareja: tener un proyecto de familia... sin chicos.
TEVE
TEVE

Enamorada y felizmente en pareja con el músico Pablo Mainetti, con quién sale desde hace 6 años, Laura Oliva (50) sorprendió al confesar en medio de una entrevista para A24 que si bien la relación con el bandoneonista del Quinteto de la Fundación Piazzolla se encuentra en su mejor momento, ambos renunciaron a convertirse en padres.

En cuanto a esa decisión tan importante como personal que tomaron la actriz y su novio, de resignarse a ampliar la familia con la llegada de un hijo, en diálogo con el programa Jubilados TV  la artista dio más detalles y manifestó: “No sentí ser madre después de los 45”.

“Yo quería mucho armar un proyecto de familia, que es lo que tenemos. Por más que no seamos una familia tradicional que no tiene hijos y que no los va a tener, que ha tomado la decisión de no tenerlos, pero sí sin dudas somos un proyecto de familia”, siguió con su argumento.

¿Qué la llevó a tomar esa importante decisión? La propia Oliva explicó: “Tomamos la decisión. No fui sola. Siempre digo que cuando yo pude haber evaluado el hecho de tener hijos, no me encontré con la persona indicada, y cuando me encontré con la persona indicada ya era tarde”.  

“Ahora gracias a la ciencia nunca es  tarde. Había que hacer muchas cosas. Nosotros nos conocimos a los 44, los dos tenemos prácticamente la misma edad y obviamente, primero había que afianzar la pareja. Cuando se pudo haber empezado a pensar en algo en particular en ese sentido yo ya tenía  46, 47 años hubiera tenido que ser con un tratamiento, la verdad que no lo sentí”, confesó.

"Nosotros nos conocimos a los 44 y primero había que afianzar la pareja. Hubiera tenido que ser con un tratamiento, la verdad que no lo sentí”, se sinceró.

“También hay algo muy hablado en terapia que es que una persona que llega a los 45 años sin haber tenido hijos tiene que hacerse cargo de que no fue un deseo. Por qué yo no es que no tuve ninguna oportunidad, no es que yo cuando conocí a Pablo era virgen, no fue mi primera pareja gracias a Dios”, contó Laura en cuanto al análisis que le dedicó al tema.

Y agregó: “Entonces yo pude haber tenido muchas posibilidades de tener hijos y no lo elegí. Vivir a los 46 años y decir, ¿cómo no voy a tener hijos?, cómo si fuera mi deseo más fundacional me parece que hubiera sido una gran hipocresía de mi parte”.

Más información en paparazzi.com.ar

TEMAS

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig