in

Natalie Weber develó que padeció ataques agresivos por la muñeca réplica de su hija: “Me desearon que me vuelva el cáncer”

La modelo describió el mal momento que atravesó, que incluyeron violentos mensajes de usuarios en las redes sociales.

Natalie Weber despertó la atención de los medios en abril por un regalo muy peculiar. La panelista compartió en esos días un obsequio que le dio a su hija Mía, uno especial, dado que le dio una muñeca réplica de ella cuando era bebé. 

Los medios levantaron la noticia, dado que englobaba una particularidad por esta técnica reborn que no se conocía tanto. Claro que solo se trataba de un inocente presente, un objeto que le dedicó una madre a su hija. Sin embargo, llovieron las críticas, como la que le propinó Jorge Rial, que la tildó de “macabra”.

Natalie recorrió esas semanas en una entrevista con la Revista Pronto y contó: “Fue una locura y mucha gente me deseó que me vuelva el cáncer, todo por comprar un muñeco. ¿Viste cuándo decís qué le pasa a la gente? Si no pensás igual, la gente se pone muy agresiva. Hay que respetar que el otro tiene otro pensamiento y no querer modificarlo. Así se vive en sociedad”. 

En cuanto a los agravios que recibió en las redes sociales, Weber develó: “Bajo un perfil falso en las redes se ponen agresivos y te desean lo peor: macabra, enferma mental, retrasada mental”. 

No quise reemplazar a mi hija por una más chiquita, ni voy por el barrio paseando a un bebé de mentira en un cochecito

Ante la consulta de si imagina cuál fue el disparador para semejantes mensajes, Natalie razonó: “Lo levantaron en Intrusos, ahí me dijeron macabra y empezaron los insultos. A raíz de ahí arrancaron los insultos. Entiendo que los bebés reborn no son para todo el mundo y tengo amigas que me dicen que les dan impresión porque son muy reales. Pero no quise reemplazar a mi hija por una más chiquita, ni voy por el barrio paseando a un bebé de mentira en un cochecito. El bebé lo utiliza mi hija para jugar y nada más”.

Lamentablemente, la esposa de Mauro Zárate padeció en carne propia ese desagradable comportamiento de muchos usuarios de las redes sociales.

Comentarios