Nazarena Vélez confesó que estuvo al borde de la muerte por su adicción a las anfetaminas: “Tuve un paro cardíaco, fue peor que…» – Revista Paparazzi

Nazarena Vélez confesó que estuvo al borde de la muerte por su adicción a las anfetaminas: “Tuve un paro cardíaco, fue peor que..."

La actriz contó que estuvo al límite en los veinte años que consumió pastillas para adelgazar.
TEVE
TEVE

Nazarena Vélez contó la “odisea” que pasó por consumir anfetaminas. En Fantino a la tarde, en las tardes de América, la actriz recordó sus veinte años de adicción y confesó que estuvo al borde de la muerte y de ser internada para hacer un tratamiento de rehabilitación.

“Yo había quedado en una publicidad, eran muy chiquita, no me acuerdo de que, y me dijeron ´sos hermosa, divina pero tenés mucho culo. Tenés que bajar tres, cuatro kilos, de un miércoles a un sábado´. El sábado grababa y tenía que estar tres o cuatro kilos más flaca. Explicame como se hace de manera natural”, arrancó la mamá de Bárbara, Gonzalo y Thiago, para contar qué la inició al consumo.

"Un día me desperté y el corazón me había explotado. Pesaba cincuenta kilos midiendo 1,74 metros. Una enferma", confesó Naza.

“Yo no quería perder la publicidad ni loca de la cabeza y empecé a tomar laxantes y diuréticos. Así llegué demacrada, deshidratada, a punto de morirme, a la publicidad. Cuando, después de un tiempo, le cuento esto a una amiga me dice ´boluda, existen estas pastillas que son buenísimas. Te van a secar un poco la boca, nada más, cierra el estómago´. Ahí está… como veinte años tomando anfetaminas sin poder dejarlas, con una adicción peor que la cocaína”, comparó la empresaria teatral.

“Estuve a punto de morir, mis padres me ayudaron mucho. Tuve como un paro cardíaco. Me había mandado una peor de todas las que me mandaba. Y todo el mundo me decía ´pero como temblás Nazarena´, y yo decía que era porque me dolía la cabeza, metía zaraza zaraza”.

"Seguramente estaba por caer en una recaída cuando nació Titi, hace diez años, porque quedé con 110 kilos, y ya estaba con eso de ´las tomo tres meses y ya", contó la actriz.

“Y un día me desperté y el corazón me había explotado. Pesaba cincuenta kilos midiendo 1,74 metros. Una enferma. Estaba súper raquítica y me veía en el espejo y me veía fea y me veía flaca. Así y todo, mi cabeza funcionaba de otra manera”, se sinceró Vélez.

NAZARENA ESTUVO CERCA DE LA MUERTE

“Yo me había comido una hamburguesa y, a la noche, en vez de cinco pastillas, me tomé diez o quince, no me acuerdo. Y me desperté con el corazón que me explotó. Fue como una sobredosis, una sobredosis de pastillas. La llamé a mi mamá y le dije ´me mandé una cagada´. Vinieron mis padres y se quedaron tres meses al lado mío”.

"Estaba súper raquítica y me veía en el espejo y me veía fea y me veía flaca. Así y todo, mi cabeza funcionaba de otra manera", recordó la empresaria.

“No me internaron porque mi papá firmó y se hizo cargo. Yo estaba para estar internada en un lugar. Se murió mi hermana Jazmín al toque de intentar curarme de las anfetaminas. Pero seguramente estaba por caer en una recaída cuando nació Titi, hace diez años, porque quedé con 110 kilos, y ya estaba con eso de ´las tomo tres meses y ya, esa pelotudez de querer resolver mágicamente algo”, reconoció Naza.

“Se murió mi hermana Jazmín y dije ´¿en serio, con todo lo que hago por estos pibes, por mi familia, me voy a seguir matando? Enterré a una hermana de 21 años, vi tanto sufrimiento en mis papás, mi sobrina de un año y medio se quedó sin la mamá, de un momento para el otro. Yo soy dependiente de mi familia, todo lo que me importa y mis valores está en ellos. Ni que hablar después de lo de Fabián (Rodríguez, su marido que se quitó la vida)”.

Más información en paparazzi.com.ar

TEMAS

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig