Nazarena Vélez hizo una dramática confesión sobre cómo hizo para superar la muerte de su hermana: “Llegué a…» – Revista Paparazzi

Nazarena Vélez hizo una dramática confesión sobre cómo hizo para superar la muerte de su hermana: “Llegué a..."

La actriz confesó en Flor de equipo que estuvo a punto de convertirse en alcohólica.
TEVE
TEVE

Nazarena Vélez confesó que llegó a tomar tres litros de alcohol tras la trágica muerte de su hermana, Jazmín, y de su esposo, Fabián Rodríguez. En Flor de Equipo, en las mañanas de Telefé, la actriz recordó la etapa más triste de su vida.

“Lo de mi hermana fue una locura. Ella tenía 21 años, yo estaba embarazada, la había traído de Puerto Madryn porque sufría violencia de género. Me la traje a vivir conmigo para que no le pase nunca más… y se murió”, arrancó la mamá de tres hijos.

"Para mis viejos fue un desgarro muy importante. Para mi, también, porque era mi hermanita más chiquitita", recordó Nazarena, sobre la muerte de su joven hermana.

“Se murió en un accidente estúpido, por no tener el cinturón de seguridad puesto. Por favor, usen el cinturón de seguridad”, contó la productora de contenidos. “Eran cinco personas, la única que… Todos quedaron con un golpecito acá y mi hermana se desnucó en el instante. Y me tocó decírselo a mis viejos. Y me tocó a mi un momento muy complicado pero estaba embaraza y salí adelante”.

“Y, también, fundamentalmente en ese momento, yo era hija de los que estaban sufriendo. Para mis viejos fue un desgarro muy importante. Para mi, también, porque era mi hermanita más chiquitita”.

"Estuve a punto de volverme alcohólica. Me llegué a tomar tres litros de vino. Así, en el playroom, mirando documentos, tratando de entender lo que había pasado", confesó la actriz.

“Pero no me puedo poner en el lugar de víctima, claro, porque para mis viejos fue un golpe… Es el día de hoy que es un golpe tremendo. Gracias a Dios mi sobrina, mi hermana dejó una nena de un año y medio, está hermosa, es increíble”, compartió Naza.

“Y después de lo Fabián, otra vez volví a mirar a mi costado, y vi a Titi sin padre. Estuve a punto de volverme alcohólica. Me llegué a tomar tres litros de vino. Así, en el playroom, mirando documentos, tratando de entender lo que había pasado”. “Llegó un momento en que lo veía a Titi llorar, desgarrado, y dije ´bueno, ¿qué estoy haciendo?´. Al final estoy llorando algo y soy un desastre”, confió sobre lo que reflexionó, casi diez años atrás.  

Más información en paparazzi.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig