Por qué Germán Martitegui no muestra a su pareja y elige vivir solo con sus hijos – Revista Paparazzi

Por qué Germán Martitegui no muestra a su pareja y elige vivir solo con sus hijos

Del jurado de MasterChef Celebrity se sabe todo, menos con quien comparte sus días y sus noches, y hay un motivo.
TEVE
TEVE

El secreto mejor guardado de Germán Martitegui no tiene que ver con preparaciones dulces ni saladas, sino con su vida personal. Cómo preparar los mejores platos, cuánta sal ponerle a la carne, si el vacío se cocina a horno fuerte o leve o si el asado se pone primero del lado de la grasa lo dice sin problemas. Quién es su pareja, en cambio, es algo que guarda bajo 7 llaves.

De Martitegui, el jurado más polémico de MasterChef Celebrity, se sabe todo. Hasta cómo es la casa donde vive, cuál es la de fin de semana en el Tigre, cómo concibió a sus hijos, qué nombres les puso, cómo los cría, la fortuna que valen las preparaciones que se sirven en sus restaurantes, cómo enfrentó el coronavirus, cuáles son sus planes profesionales para el futuro, qué ciudades le gustan para viajar, pero de su vida sentimental no se conoce nada.

Ni del pasado, ni del presente. Nada. No hay ni siquiera una foto donde lo vea "acaramelado" con alguien. Ni de cuando no era famoso. Es un férreo defensor de su intimidad. Las cámaras lo han buscado y los periodistas han buceado en lo más profundo de los archivos y de las redes (incluso le preguntaron a él) pero no hubo casi ni manera. No existió forma, hasta ahora, de sacarle un datito o una info. "El cree que mezclar las cosas no lo ayuda para ser feliz en este momento de su vida", cuentan.

MARTITEGUI MUESTRA A SUS HIJOS, PERO NUNCA A UNA PAREJA.

Semejante rigurosidad y celo tienen un fundamento básico: Martitegui respeta a rajatabla su vida íntima y su privacidad y le tiene temor a lo que pueda pasar en el caso de romper ese cerrojo. Sospecha que muchos famosos sufren por la alta exposición. Más que suponerlo, lo ve muy a menudo cuando repasa portales o programas de televisión. Una simple ojeada alcanza para darse cuenta. No quiere lo mismo para él.

Entonces, optó por el silencio. Prefiere la calma, la quietud, el silencio. Sus hijos son su límite. De otras cosas no va a hablar. Por ahora, imposible. A él la fama le llegó de grande, de bastante grande, y si hasta ahora le funcionó bien así no es hora de cambiar ni de modificar nada.

MARTITEGUI EN SU TEGUI, SU RESTAURANTE. DICEN QUE ES UNO DE LOS MEJORES DE LA ARGENTINA.

Por ahora, todo para Lorenzo y Lautaro, sus dos chicos. Esos dos hermosos bebés que nacieron con poca diferencia de tiempo y a los que les brinda todo su amor, su compañía y todas sus ganas de mostrarse. Por el momento, con ellos alcanza.

Para una pareja todavía falta. No está mal: los platos que se cocinan a fuego lento suelen ser los más sabrosos.

Más información en paparazzi.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig