Fernanda Callejón se pegó el susto de su vida con su hija en el programa de Iúdica y habló – Revista Paparazzi

Qué dijo Fernanda Callejón tras el incidente de su nena en el programa de Iúdica: "Ay hija, vos..."

La nena se subió al rodado y de golpe... ¡Arrancó! Tensión, caos y terror en los estudios de América
TEVE
TEVE

Terminará en meme, en anécdota graciosa y en lugar asegurado en cada segmento que recuerde los bloopers de la televisión argentina, pero pudo haber sido mucho peor. Incluso una tragedia: jugando, la hija de María Fernanda Callejón se subió a una moto en el programa de Mariano Iúdica, pero la prendió y salió "arando". Tras el incidente, la actriz se desahogó: "Ay hija, por Dios", suspiró antes de sonreír.

Recién regresada después de muchos años de ausencia, La Noche del domingo volvió con el espíritu lúdico de su creador -Gerardo Sofovich- y el ritmo frenético y las formas histriónicas de su actual conductor, Mariano Iúdica, consolidado ya como el gran heredero de los ciclos del legendario "Ruso". Hasta el año pasado, sin ir más lejos, estuvo a cargo de Polémica en el bar, otro de puntos altos del legado histórico de Sofovich.

En el programa todo sucede "a 200 por hora". No hay pausas ni treguas. Tampoco alguien las pide. De un corte de manzana se pasa a una nota emotiva, de ese momento sensible a meter un avioncito en un auto para ganárselo, de allí a un número musical y luego a otro juego. El ritmo es vertiginoso, y en ese mar de corridas y velocidad supersónica para que entre todo en lo que dura el envío pueden "pasarse" algunas cosas.

Por ejemplo, que la moto que está en el estudio, ya sea para un premio o para meter uno de los "2000" chivos que tiene el programa, esté apagada o por lo menos que sea difícil de encender. Nadie reparó en esa circunstancia y la hija de Callejón, que había ido a jugar un poco y a responder algunas preguntas (estuvo en el centro de la escena todos estos días por su separación de Ricky Diotto) de golpe apareció "arriba" del rodado.

Todas eran exclamaciones y gestos de alegría cuando la nena, que el 15 de agosto cumplirá 7 años y como todo chico de esa edad tiene curiosidad y toca y aprieta cualquier botón que esté al alcance de sus manos, encendió la moto y la puso en marcha con un "pique corto pero veloz" que alarmó a todo el mundo menos a ella, que nunca perdió la sonrisa ni la felicidad.

Iúdica no sabía dónde meterse. A unos metros, Callejón primero corrió, después se agarró la cabeza, más tarde tomó aire y antes de recuperar el buen talante alcanzó a decirle a la nena "Ay hija, Dios mío. Esta chica las cosas que hace...". Por suerte terminó bien. Y todos tranquilos otra vez.

Más información en paparazzi.com.ar

TEMAS

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig