Samanta se «confesó» en plena final de Bake Off y tuvo un tremendo acto fallido que adelantó el resultado final: «Con esta torta me consagro» – Revista Paparazzi

Samanta se "confesó" en plena final de Bake Off y tuvo un tremendo acto fallido que adelantó el resultado final: "Con esta torta me consagro"

Cuando presentó su última torta, "se mandó al frente sola" con una inesperada declaración. Las redes la condenaron de antemano.
TEVE
TEVE

A confesión de parte...relevo de pruebas. En medio de la gran final de Bake Off, casi dos millones de personas (picos de 18 puntos de rating) vieron y escucharon a Samanta Casais cometer un acto fallido que la "delató" y, de algún modo, anticipó lo que sucedería luego: había ganado el realitie, pero la descalificaron y el campeón, finalmente, fue Damián Basile.

La cuestión es fácil de entender. Como todos los realities, Bake Off tiene un reglamento que debe ser aceptado y cumplido por sus participantes. En su caso, establecía que todos los competidores deberían ser "pasteleros amateurs". No podían, de ninguna manera, contar con una experiencia profesional en la materia.

El programa se grabó el año pasado, pero fue emitido recién desde marzo de 2020. A medida que Samanta se transformó en la participante más destacada y en una clara candidata a quedarse con el premio mayor (600.000 pesos) empezaron a trascender datos de su pasado como repostera en varios restaurantes porteños, uno de ellos muy conocido y muy renombrado: El Café San Juan.

Poco a poco se fueron conociendo nuevas revelaciones en torno a ella, y cada vez fue más evidente que había transgredido las normas del certamen. Su descalificación, desde hace un puñado de semanas, cuando además se filtró que había sido la campeona, estaba casi cantada. Finalmente, ayer sucedió.

Pero antes de que los jurados dieran el veredicto en el mismo día en que Paula Cháves, la conductora del programa, dio a luz a su tercera hija, a la que con Pedro Alfonso llamaron Filipa, Samanta "pisó el palito" y en plena presentación de su última torta dio a entender lo que luego sucedería.

AL FINAL, EL CAMPEON FUE DAMIN BASILE.

"Para mi, con esta torta me consagro como campeona" arancó Samanta con la seguridad de quien sabe que entre manos tiene una preparación extraordinaria. Pero después, se "soltó" y cometió un "acto fallido" que la dejó en evidencia. Sucedió cuando dijo "esto demuestra lo que siento por la profesión".

La redes sociales no se la dejaron pasar. "Medio mundo" tomó nota de que estaba hablando de una "profesión" y no de una "vocación". Los participantes no podían ser "profesionales", precisamente, y esa "gaffe" fue "la frutilla del postre", precisamente. No quedaban dudas de que debía ser descalificada.

Durante la final, los participantes debían cocinar una torta inspirada en una obra de arte de un pastor famoso. La de Samanta quedó genial: había llevado a un postre el cuadro "La persistencia de la memoria", de Salvador Dalí. La memoria de algunos, vaya curiosidad, le dio flor de tortazo.

Más información en paparazzi.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig