in

Susana Giménez subió un video inédito de la previa a su accidente en Punta del Este: “Sin imaginar que esa misma noche me iba a caer de la escalera”

La diva de la televisión compartió un clip de las actividades que realizó ese día en su casa.

Susana Giménez experimentó un accidente casero en su mansión La Mary, de Punta del Este, a fines de mayo. Esa caída en las escaleras, mientras subía con su perrita Rita y con bolsos en la otra mano, le provocó una lesión grave en su codo. Toda esta situación la obligó a atenderse de urgencia en el sanatorio privado Cantegril.

Justamente en el nosocomio, la diva fue intervenida quirúrgicamente con una reducción de una luxación del codo izquierdo. Toda esa situación generó una cobertura mediática de altísima intensidad, con móviles televisivos y una repercusión inmensa en todo tipo de plataforma. 

Por suerte, Giménez logró una recuperación óptima y regresó a la tranquilidad de su casona para continuar con su estadía en tierras esteñas. Luego de unos días de calma en la visibilidad de su conflictivo traslado a Uruguay, la animadora más famosa de la TV compartió con sus seguidores un video en el que muestra los acontecimientos previos a su accidente

Recién llegada feliz, recorriendo La Mary con mis perros, dándole de comer a los pato

En el posteo de este inédito registro audiovisual, Susana escribió: “Recién llegada feliz, recorriendo La Mary con mis perros, dándole de comer a los patos, sin imaginar que esa misma noche me iba a caer de la escalera”. Una de las actividades favoritas de la número uno, que se relaciona con el amor que le profesa a los animales, no solo los perros, sino también a los patos.

El dolor del golpe

Uno de los médicos que operó a Susana años atrás de la cadera, Alejandro Druetto, contó en esos días las particularidades de la lesión de la diva. “Lo afortunado en este caso de Susana es que no hubo fractura, o por lo menos no se informa que haya existido. Con una simple radiografía alcanza para ver eso”, detalló.

Respecto a las implicancias del umbral del dolor, Druetto especificó: “Duele muchísimo, y además es un dolor persistente, que empieza con el golpe y no se va tomando una pastillita por la boca, para nada, recién desaparece cuando te dan la anestesia y quedás dormido”.

Claro que por suerte ya quedó en el pasado y ahora Su disfruta de sus días en la inmensidad de La Mary, rodeada de animales y naturaleza.

Comentarios