Tras el escándalo con sus proveedores, Christian Petersen presentó una nueva propuesta gastronómica que «no puede fallar» – Revista Paparazzi

Tras el escándalo con sus proveedores, Christian Petersen presentó una nueva propuesta gastronómica que "no puede fallar"

El chef de El Trece habló del emprendimiento en el que la estrella es una comida ultra popular para la mayoría de los argentinos.
TEVE
TEVE

Si hay algo que a Christian Petersen nunca le faltó es olfato comercial, capacidad de reinventarse cuando el viento cambia de rumbo y, sobre todo, talento para atravesar la crisis. Aunque eso signifique “pilotear” el mal humor de sus proveedores, enojadísimos por la deuda millonaria que acumuló con ellos.

Así y todo, Petersen logró mantenerse en pie y, a pesar de los tremendos golpes que su negocio padeció en pandemia (como el hecho de cerrar un restaurante a un mes de su inauguración), pudo ponerle pilas a un nuevo emprendimiento basado en la comida favorita de muchos: ¡milanesas!

El proyecto del chef de El Trece se llama P Milas y Carnes, y cobró fuerza cuando la demanda de caterings para casamientos y eventos cayó en picada. En ese momento, Christian la vio: ¿cómo podría fallar una fábrica de milas, un clásico de la cocina argentina?

“En 2020, después de tres meses de pasarla mal, donde bajamos de 100 a 10 eventos, decidí ponerlo en marcha con un gran apoyo de mi equipo de cocina. Empezamos muy despacio en junio”, contó el cocinero a La Nación desde su local, ubicado en Vicente López.

Y se diferenció de sus colegas mediáticos: “Casi todos los cocineros de la tele viven de capacitar, viajar, dar clases y sus libros. Buscando chefs del espectáculo para asociarme, ninguno quiso tener empleados o emprender. Yo espero seguir siendo un apasionado por emprender. Me puede pasar que me vaya mal, pero me quedo contento de haber dado trabajo a mucha gente”.

“Si bien es un emprendimiento más de proceso, para mí es muy importante no dejar de cocinar. Seguimos cocinando las focaccias con buena oliva, sal marina y buenos hornos”, aseguró Petersen, que además fabrica panificados en esta cocina industrializada donde la cinta transportadora nunca se detiene.

"Me puede pasar que me vaya mal, pero me quedo contento de haber dado trabajo a mucha gente”.

Sin embargo, Christian aseguró que quiere mantener su emprendimiento a escala barrial, para que no se desvirtúe el producto: “Tratamos de no bajar la calidad en un mismo proceso. Queremos volver a lo básico, a las cosas primarias bien hechas y sumando la experiencia que ya teníamos y con la que nos fuimos sofisticando”.

El cocinero además contó que se la jugó para esta nueva apuesta que arrancaron con mucho esfuerzo y fondos a cuenta. “Sacamos créditos y lo que más nos ayudó fue nuestra cadena de valor. Me ayudaron mucho los clientes, y los proveedores”, reconoció el chef de El gran premio de la cocina, que en su último paso por Almorzando con Mirtha Legrand habló de su deuda, que llegó a rozar los seis millones de pesos.

Más información en paparazzi.com.ar

TEMAS

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig