in

Vicky Xipolitakis habló de la dura relación con su ex: “Naselli no mandó ni un mensaje para ver cómo está su hijo”

La vedette lamenta que en medio de la pandemia su ex no se haya contactado y vaticina: “En algún momento se va a arrepentir”

Para muchos los días en cuarentena son difíciles de llenar. Y para otros, las 24 horas del día no alcanzan. Algunos hacen home office, otros se ocupan con los más diversos tutoriales para aprender cosas nuevas. Algunos dedican tiempo a cocinar, otros a limpiar. Pero aquellos que tienen hijos chicos deben –invariablemente- intentar ocuparles el tiempo, ya que las salidas están prohibidas.

De eso sabe Vicky Xipolitakis (34), quien pasa sus días de aislamiento social, preventivo y obligatorio en su coqueto departamento de Barrio Norte, en compañía de su hijo, Salvador Uriel (2) y una niñera. “Estamos encerrados, pero lo importante es cuidar la vida de mi hijo, la mía, para no contagiarlo a él, porque soy la única que lo cría”, dijo y sin perder el humor mostró algunas partes de su hogar.

¿Y cómo son sus días en cuarentena? Ella misma lo contó. “Le trato de poner energía muy positiva porque amo ser feliz”, dijo. “Pero lo más duro de esta cuarentena es estar lejos de mi familia, que es el motor de mi vida”, se lamentó ante Teleshow.

Además, detalló cómo hace para entretener al nene. “Paseamos en casa, porque no podemos salir a ningún lado. Lo que hacemos mucho es ver tele, dibujitos, canciones infantiles. Bailamos, jugamos. Nos entretenemos. Acá pasamos mucho tiempo del día”, relató en referencia al cuarto de su hijo.

VICKY XIPOLITAKIS JUNTO A SU HIJO, SALVADOR URIEL. SON INSEPARABLES.

Vicky resuelve las compras pidiendo online y –según relató- es muy estricta con las medidas de seguridad para evitar el contagio de Coronavirus. “Cuando pido delivery, comida o alimentos, o supermercado es todo online y me lo entregan en la puerta de casa. Pasan unas horas, abro la puerta, desinfecto todo e ingreso los alimentos. No tengo contacto con nadie”, explicó.

CUARENTENA EN SOLEDAD

Por lo general, la vedette recibe ayuda de sus padres, pero durante la pandemia  se está ocupando sola de su hijo. “Me dieron el permiso para la niñera, porque estoy sola yo es muy fundamental que alguien me pueda ayudar. No tengo marido”, dijo.

Además, se refirió a la ausencia total de Javier Naselli, su ex y padre de Salvador. “Del padre prefiero no opinar. Me encantaría decir que es un buen padre, pero no es así. No puedo mentir. No se está haciendo cargo de nada”, lanzó sin dudar.

EN ALGUN MOMENTO FUERON TODO AMOR.

“Lo que más me dolió es que no mande ni un mensaje para ver cómo estaba su hijo. Porque no es mi hijo, es de los dos. Para ver cómo está en plena pandemia, que la gente muere: ‘¿Necesitan algo?’. Pero no lo hizo ni cuando estaba acá en la casa en pareja, cuando nació Salvador. Y menos ahora. Lamentablemente lo ve como un gasto, no como un hijo. El tiempo acomoda las cosas en su lugar, lástima que el tiempo no vuelve atrás, y yo creo que en algún momento se va arrepentir este hombre”, finalizó.

Comentarios