in

Así fue la charla con la que China Suárez y Benjamín Vicuña decidieron separarse en pleno embarazo y cuarentena

Información exclusiva: Qué se dijeron. Por qué decidieron distanciarse. A qué acuerdos llegaron. Cuáles fueron los puntos de disidencia. Cómo va a seguir la historia entre ellos. La “buena onda” reinante y las posibilidades de reconciliación.

A medida que pasan las horas, trascienden más datos acerca de la crisis que atraviesan la China Suárez y Benjamín Vicuña, protagonistas de “la separación de la cuarentena”. En medio del embarazo de un varón que se llamará Carmelo, el galán abandonó la casa que compartían y se fue a vivir a su departamento de soltero en la Ciudad de Buenos Aires.

Ahora, Paparazi tuvo acceso exclusivo a la última charla que mantuvieron, en la que decidieron cómo seguirán las cosas ente ellos y la pequeña hija que tienen en común, Magnolia.

De acuerdo a la reconstrucción que permitió realizar la palabra de allegados que conocen muy de cerca la intimidad de los dos, la conversación se dio en buenos términos pero ambos acordaron que lo mejor era pasar un tiempo alejados, cada uno en su casa (se recuerda que Vicuña tiene este departamento desde antes de separarse de Pampita y fue el lugar a donde se fue en cada una de las crisis). Fue lo primero en que los dos estuvieron de acuerdo después de varios días de continuas desavenencias.

VICUÑA REGRESO AL CENTRO JUNTO A SUS HIJOS.

Más allá de la “admiración” que dijeron sentir uno por el otro en sus últimas apariciones públicas, puertas para adentro la realidad era otra: la tirantez y los roces iban en aumento, y lo más oportuno era distanciarse. “La China estaba pasando un momento muy complicado. Debe ser el embarazo, pero estaba difícil”, aportó alguien cercano a la actriz.

EL MOMENTO DE LA CHARLA

El “cónclave” derivó en la salida de Vicuña, quien ahora ocupa un piso en el barrio de Belgrano, donde pasa sus días con los hijos que tiene con Pampita (ella está en una casa en Nordelta, donde este fin de semana permanece con sus hijos y la llama “su lugar en el mundo”), una de las pocas personas que tenía conocimiento directo de toda esta situación.

Dado el ánimo calmado de la charla, el actor trasandino y la China decidieron que los dos pueden acercarse al otro cuantas veces quieran en tono amistoso.

La partida de Vicuña fue lo primero en que los dos estuvieron de acuerdo después de varios días de continuas desavenencias.

De la misma manera, se comprometieron a pensar en un plan para volver como pareja, pues estiman que el cortocircuito que los llevó a esta actualidad de conflicto no debería derivar en una separación definitiva, más teniendo en cuenta que dentro de tres a cuarto meses van a tener a su segundo hijo. La China y Vicuña ya son padres de la hermosa y tierna Magnolia.

LA CHINA, RUFINA Y LA PEQUEÑA MAGNOLIA.

En ese punto, la China marcó una disidencia puntual con el chileno. Aunque ella preferiría otra cosa, considera que la futura maternidad no debe obligarla a continuar en una relación si no se siente a gusto o no la hace feliz.

SEPARACION: ELLA SI, EL NO…

En un primer momento, Vicuña tenía otra idea. Luego, le dio la razón. Igualmente, mientras estén separados Vicuña podrá ir a cada estudio o análisis que demande la gestación, siempre y cuando la cuarentena lo permita. Eugenia está muy obsesionada con el tema Coronavirus y fue una de las primeras personas que usó barbijo de nuestra farándula, lo que le valió críticas.

Vicuña y la China decidieron que los dos pueden acercarse al otro cuantas veces quieran en tono amistoso.

La reunión fue extensa, pero desde un primer momento los dos sabían que la salida de Vicuña de la casona donde pasaban juntos la cuarentena era inevitable. Fue el motivo inicial de la charla y lo que menos tardaron en decidir. Nunca perdieron la calma, ni siquiera en los temas más ríspidos o en los que más tardaron en llegar a un punto en común, como el reparto de tiempo que pasará la nena con cada uno de ellos.

VICUÑA Y LA CHINA CON LA PEQUEÑA MAGNOLIA.

LAS PRIMERAS HORAS

Una vez confirmada la distancia que tomaron (la primicia fue de Para Ti), se fueron conociendo algunos detalles de cómo pasan ambos las primeras horas en su “nueva actualidad”. Trascendió que están en equilibro, sin el mejor ánimo pero tampoco caídos en una depresión. “Los mensajes de whatsapp y llamadas por FaceTime son a cada rato”, agregan las mismas fuentes.

Vicuña se fue a su departamento en la zona norte de la ciudad de Buenos Aires, donde posteó algunas fotos jugando con los chicos o haciendo alguna actividad recreativa en el balcón. Esas imágenes despertaron la primera alarma en relación a la pareja. Quedaba en claro que el chileno ya no estaba en la mansión que compartían en el conurbano. Luego llegaría la confirmación de la ruptura por parte de Para Ti.

LA CHINA Y SUS HIJAS SE QUEDARON EN UNA CASA EN ZONA NORTE.

La China, en cambio, no se movió de la casona y desde allí se fotografió cuidando algunos sectores muy específicas de su jardín, como un limonero lleno de frutos para ser cosechados, y pidiendo ayudas por algunos perros perdidos en la zona.

Comentarios