in

Erika Mitdank, la ex de Ricardo Fort que está devastada por la cuarentena: “El encierro me está matando, me convertí en un ente apagado y ya exhausto”

Actualmente en pareja con el empresario Matías Gainza Eurnekian, la modelo sufre a más no poder la cuarentena. “Necesito recuperar mi vida” gritó en sus redes.

Alerta amarilla: Erika Mitdank, aquella mujer de sonrisa y mirada incandescentes que tuvo un fugaz pero muy intenso paso por los medios al ser presentada como la novia de Ricardo Fort y deslumbrar con su figura en el Bailando 2011, confesó en un posteo de Instagram estar sufriendo con intensidad los efectos del aislamiento y de la cuarentena.

“Necesito recuperar mi vida” manifestó la modelo, cuya página de Instagram reúne a 162.000 seguidores. “Mi trabajo, mis hábitos, visitar a mu familia, mis juntadas con amigas. ¡Mi día a la semana donde me hacía las manos, los pies y las pestañas! Ir la Peluquería… ¡¡¡Sentirme Linda!!!” continuó la rubia.

EL POSTEO SE INSTAGRAM DONDE ERIKA CUENTA SUS SENSACIONES ANTE EL ENCIERRO.

Pero tras esas palabras que de por sí ya eran llamativas, llegaron las más dramáticas, si se quiere. Este encierro eterno y sin fecha de vencimiento me está matando. Me convertí en un ente apagado y ya exhausto” expresó la muchacha, que el próximo 17 de junio estará cumpliendo 30 años.

Erika, que protagonizó alguna polémica mediática, prosiguió con su prédica algo derrotista. “Cada día es decir: bueno, arriba que es un día más o un día menos. Pero ese día, a estas alturas, esta literalmente vacío”, remarcó con absoluta sinceridad.

Luego, dijo algo que piensan muchos pero casi nadie se atreve a poner en palabras. “Sorry si parezco bajonera, pero es mi realidad y acá siempre se publica todo lo lindo que no siempre es real. Bueno, esto sí lo es y necesitaba expresarlo. ¿Alguien más se siente así? Deseo con el alma que todo esto pase lo más pronto posible y que todos podamos volver a nuestras vidas”.

PASADO AMOROSO CONVULSIONADO

Mitdank, que en su momento admitió algún coqueteo con Matías Alé, es una mujer que para muchos puede resultar físicamente despampanante. Era una anónima total pero su promocionado “romance” con Ricardo Fort la transformó, de buenas a primeras, en alguien atractivo para el gran público. La historia con el empresario fue corta pero intensa, al menos mediáticamente.

Aquel golpe de fama la llevó al Bailando por un sueño. Su exposición creció a niveles exponenciales y su figura empezó a ganar trascendencia al punto de que empezó a ser noticia por si sola, sin la necesidad de estar vinculada al recordado “comandante”.

Pero después se alejo del “ruido mediático”, al que regresó por una circunstancia poco feliz. Estaba a punto de casarse con un muchacho llamado Matías di Chiara, otro hombre de negocios, cuando denunció que Juliana Giambroni, la ex mujer de Mariano Martínez, “se lo robó” a metros del altar. Eso no era todo: según ella, Juliana era una de sus mejores amigas. Desde entonces no volvieron a frecuentarse.

Pero el amor volvió a golpear a su puerta y desde hace cuatro años está en pareja con otro millonario: Matías Gainza Eurnekian, un poderoso empresario que intentó ser presidente de Racing, pero perdió las elecciones con el actual titular académico, Víctor Blanco. Erika varias veces manifestó lo bien que lo pasa al lado de él. Pero en esta oportunidad, en vez del amor lo que parece más fuerte es la cuarentena.

Comentarios