Sofía Pachano confesó que se mudó con su novio, Santi Ramundo, y contó cómo es la difícil convivencia – Revista Paparazzi

Sofía Pachano confesó que se mudó con su novio, Santi Ramundo, y contó cómo es la difícil convivencia

La actriz y cocinera abrió su corazón y reveló detalles inéditos de su historia de amor con el galancito que la rompe en México.
ROMANCES
ROMANCES

El paso por la cocina de Masterchef llevó a Sofía Pachano a un lugar de popularidad que no sabía que tenía. Desde ese momento, la hija de Aníbal dejó de ser una actriz y una bailarina para ser una artista integral. Y sino sólo en la tele o en los medios; sino que su mayor banca está en las redes sociales.

En el mismo momento, Sofi comenzó una relación con el actor Santiago Ramundo y desde ese momento son carne y uña (le hizo un original regalo de cumpleaños). “Hace cinco meses que estamos juntos y felices. Llevamos de novios, cuatro o cinco meses, pero nos agarró la pandemia en el medio”, reveló.

“¿Cómo nos conocimos? Desde hace tiempo, porque él es actor, trabajó mucho acá, pero en estuvo en México durante los últimos años, así que solo fuimos amigos. En un momento dejamos de ser amigos y ahí uno se empieza a dar cuenta que sucede algo más. ¿Qué raro esto que nos pasa? Ahí comienza todo”, firmó.

Aunque mucho no le gusta hablar de su vida privada, la hija de Aníbal Pachano reveló en La Nación que viven juntos: “Sí, por suerte estamos súper bien, con las cosas normales que implica compartir todo. Nunca es todo perfecto. Me causa gracias cuando leo titulares que dicen “convivimos excelentemente”. Nunca es excelente”.

SANTI Y RAMUNDO VIVEN JUNTOS HACE 5 MESES.

Y dio más detalles: “La gente convive como puede. Uno convive con cosas buenas y otras que no son tanto. Lo importante es quererse y que el vínculo sea entre gente normal. ¿Mi familia? Creo que se puede tener la vocación artística y no estar expuesto".

"Una cosa es el arte y otra pertenecer al show business o al mundo del espectáculo. Pueden ir de la mano, pero no necesariamente sucede. En lo personal, cuando entré a ShowMatch era muy chica, así que no sé si me di cuenta del nivel de exposición. Obviamente, me llamaron porque mi papá estaba en el jurado”, contó.

Sofi dice ser poco amiga de la fama: “Elijo, hay cosas que no me gustan. Hay un mandato fuerte que marca que, por estar en este ambiente, se tiene que saber todo de uno. Soy una persona y no quiero mostrar todo. Hablan bien o mal, sin conocerte. Lo que yo quiera contar de mi relación de pareja, lo cuento. Pero, seguramente, hay muchos aspectos que me voy a guardar”.

“Antes nos decían que teníamos una relación a distancia y yo respondía que no sabía, que no me parecía que había que catalogar. Ahí también aparece el mandato que dictamina que para estar en pareja hay que convivir o vivir en la misma ciudad como nuestros abuelos, pero nuestros abuelos, quizás, eran infelices. Cada uno tiene que vivir su vida como la quiera vivir”, cerró.

LA RELACIÓN DE SOFIA Y ANIBAL PACHANO

“Alguna vez declaraste que, debido a los problemas de salud de tu padre, vivís en un estado de alerta permanente. ¿Cómo se convive con eso?”, le consultaron. “Uno tiene la capacidad de autodestruirse y de sanarse. A Aníbal le digo Highlander porque es un poco eso. Estoy muy atenta a todo lo que le sucede. Si veo que se cae anímicamente, se lo hago notar. En lo personal, cuando no puedo ayudarlo, pido ayuda externa”, afirmó.

“¿Qué lo entristece particularmente?”, finalizaron. “Los momentos en los que no trabaja. Ha sucedido que, en esas circunstancias, tuvo recaídas de su cáncer. Ahí es cuando le llamo la atención y le aconsejo que disfrute, que pasee, que haga turismo, que vaya a la casa del campo. Siempre le digo que no puede canalizar en su salud, cuando tiene todo para ser feliz”, contó.

Y terminó: “La vida del artista es dura, pero yo le sugiero que utilice los pocos ahorros viajando. Es que la vida son esos pequeños momentos de felicidad. Cada uno de esos momentos hay que guardarlos en cajitas y, cuando se es mayor, ir abriéndolas para recordar todo eso. Me gusta decir que soy una chica sobreadaptada, no es bueno, pero te hace madurar. Trato de ver el lado positivo y pensar en todo lo que me pasó como la forma de construir a la persona que soy hoy”.

Más información en paparazzi.com.ar

TEMAS

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig