Antes de discriminar a Anamá, Adriana Aguirre mostró cómo le quedaron las piernas tras el accidente que sufrió – Revista Paparazzi

Antes de discriminar a Anamá, Adriana Aguirre mostró cómo le quedaron las piernas tras el accidente que sufrió

La vedette se lamentó de las secuelas que le quedaron en el cuerpo tras el accidente que sufrió en el verano.
TEVE
TEVE

Por estos días, todos hablan del paso de Adriana Aguirre por Está en tus manos, el programa de entretenimientos con famosos que conduce Edith Hermida, por su repudiable comentario racista que hizo que Anamá Ferreira abandonara el estudio indignada.

Pero antes de mandar a callar a la brasileña (“¡Pará, dejame hablar! ¡Mono!”, le dijo la vedette, increíblemente, exabrupto del que luego se excusó por el daño psicológico que le provocó el accidente que sufrió en un teatro en Mar del Plata), Aguirre impresionó a todos.

“¡Ay, Adriana, qué linda estás! ¡Los músculos…! Estás bárbara”, le dio la bienvenida a Adriana la buena de Edith, al recibirla junto a Ferreira antes de arrancar lo que en vez de ser una inocente tarde de juegos terminó en desastre y bochorno.

“No… me estás jodiendo”, le contestó ella, y señaló sus extremidades inferiores. “¡Mirá cómo me quedaron las piernas, con el accidente!”, mostró a la cámara, que enfocó para hacer notar las consecuencias de la tremenda caída de la que la mujer se salvó de milagro.

“Estoy bien, menos todo lo que fue accidentado”, siguió la blonda, ante los comentarios bienintencionados de la conductora de El Nueve. Pero quizás lo que más impactó a los presentes no fueron las piernas maltrechas de Aguirre, sino su relato con pelos y señales de lo que atravesó.

Adriana no se ahorró detalles cruentos: “Los glúteos me los operó el Dr Alberto Ferriols, pero quedó uno más alto que el otro. Caí sentada de glúteos, peso muerto, cien kilos y pico, y el glúteo mayor se elevó, sangró, se desgarró y quedó atrofiado en el mismo lugar”.

“¡Y esto de la pierna no se va más, mi amor!”, se lamentó luego, a lo que Hermida, queriendo animarla, atinó a decirle alegremente: “¡Hay que enderezar ese glúteo, entonces!”.

Entonces, consciente de que volver al cuerpo que tenía antes del accidente va a ser muy difícil, sobre todo teniendo en cuenta la inversión que eso implica, le contestó: “¡Sí! ¡Pero sabés qué? ¡Sale 100 mil pesos la inyección de ácido hialurónico!”.

Más información en paparazzi.com.ar

TEMAS

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig