Carmen Barbieri tiró una indirecta a Barbie Vélez como la causante del cáncer de Fede Bal: “Dicen que cada cáncer tiene un nombre” – Revista Paparazzi

Carmen Barbieri tiró una indirecta a Barbie Vélez como la causante del cáncer de Fede Bal: “Dicen que cada cáncer tiene un nombre”

La capocómica expresó una teoría que relaciona la enfermedad con todo el conflicto que vivió su hijo con la denuncia de la hija de Nazarena.
TEVE
TEVE

El cáncer de Fede Bal actuó como un disparador para muchos jóvenes, a partir de su postura ante la dificultad y la valentía de hacerlo público. Ahora se está tratando con mucho ahínco y fuerzas para superarlo. Mientras que su madre, Carmen Barbieri sufre por el bienestar de su hijo.

Dicen que los cáncer tienen un nombre, Fede sufrió mucho

Angustiada por el devenir de la situación, así como con mucho humor para acompañarlo, la actriz está expectante de los diferentes puntos del tratamiento. Ahora, la capocómica salió a hablar largo y tendido del tema, y dentro de muchas aristas compartió una teoría que incluye a Barbie Vélez como una de las razones del despertar del cáncer de intestino

Carmen dialogó con Catalina Dlugi en Agarrate Catalina, el programa radial que se emite por la Once Diez. Ahí tiró unos conceptos para pensar y expresó: “Dicen que los cáncer tienen un nombre. Yo por supuesto que no voy a culpar a nadie, porque lo de Fede es genético, pero Fede sufrió mucho".

En la profundidad de esa concepción, Barbieri soltó: "Santiago decía que cada cáncer que tuvo tenía un nombre, yo no voy a dar nombres por supuesto. Pero para Fede las denuncias que recibió eran fuertísimas y lo que pasó lo sufrió mucho”. 

No nombró a la hija de Nazarena, pero la referencia es directa a la separación con polémica de Fede con Barbie, que incluyó denuncias por golpes y malos tratos, y cientos de horas de televisión para que cada lado defendiera “su” verdad. 

Para Fede las denuncias que recibió eran fuertísimas y lo que pasó lo sufrió mucho

Luego, la productora teatral intentó clarificar su punto, para evitar cargar de toda responsabilidad a aquella situación dolorosa que atravesó Fede. “Yo no culpo a nadie, lamentablemente sé que es genético y le tocó a él. Pero tal vez le tocó porque le está enseñando algo. Él era muy ateo y volvió a creer”, contó en una frase en la que persiguió el objetivo de ver el aspecto positivo de todo el trance de su hijo.

Más información en paparazzi.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig