in

¡De no creer! Flavio Mendoza contó cuáles son sus TOC y qué es lo más loco que hizo para verse bien

El coreógrafo pasó por el programa de Vero Lozano y reveló secretos de su intimidad.

Flavio Mendoza pasó por el living virtual de Vero Lozano, en Cortá por Lozano. Y, siempre feliz, a pesar del duro momento en el que vivimos, el rubio bailarín se animó a charlar de todos los temas con la conductora del magazine de Telefé. Pero, como era de esperar, el premio mayor se lo llevó el hermoso Dionisio, su hijo.

“Lo lindo y grande que está tu bebote”, dijo Vero Lozano. “No se puede creer lo lindo y lo más lindo que tiene es como es como nene. Es angelado, tiene salud y una felicidad que me la contagia a cada minuto”, respondió Flavio Mendoza.

“Dioni es la persona que vino al mundo y creo que fue el que me vino a traer esperanza. Muchos momentos he querido bajar los brazos, sobre todo en cuarentena, pero tenerlo no me hizo enloquecer. El es el que cada día me despierta con energía. Se levanta con una sonrisa”, explicó. 

EL TRABAJO PARA FLAVIO MENDOZA

“Fue y sigue siendo difícil porque empecé ayudando a mucha gente, yendo al mercado, haciendo bolsones. Hay muchos artistas, técnicos, de los circos, acomodadores, los parques. Hay tanta Gente que necesita de que trabajemos o que nos den ayuda. Me encantaría decir me quedo en casa encerrado y no hago nada, pero no puedo hacer eso más”, contó.

FLAVIO LE BUSCA LA VUELTA AL TEATRO.

“Vos venías acompañando una idea y ensayando para el verano”, le dijeron. “Hice un protocolo para tratar de volver de alguna forma. He tratado con una infectólogo. En el supermercado la gente va y veo eso.  ¿Sacar butacas? Creo que es la forma de volver. De buscar equilibrio. Decían que si nos aprueban hay teatros chicos que no pueden sacar butacas, yo ofrecí el nuestro a los compañeros en otros horarios. Creo que acá tenemos que ser solidarios. Es la forma de empezar. Todos juntos no se va a poder”, confesó. 

EL AMOR Y LOS CUIDADOS DE MENDOZA

“¿Amor en cuarentena? No, me equivoqué. No me tendría que haber peleado. Me separé en febrero. Y llegó la cuarentena… Tendría que haber aguantado. No hice bien los deberes”, dijo. “¿Seguís entrenando?”, le consultaron. “Traté de hacer siempre una rutina igual. Dormir y comer a la misma hora para no derrapar. Trato de cuidarme, entreno, tomos mis clases de la escuela que las damos del estudio Flavio Mendoza por zoom”, contó.

EL HIJO DE FLAVIO, DIONISIO.

“Uno de mis toc es que soy fóbico a los malos olores. Y cuando trabajo con otros artistas me perfumo íntegro. Entramos entre la gente y ellos te tienen que oler a rico. Los mezclo. Tuve mi perfume que lancé en su momento. Para no tener el mismo olor que todos lo mezclo y produzco mi propio aroma”, afirmó.

LA HISTORIA DE LA FAMILIA MENDOZA

“¿Cómo se conocieron mis viejos en el circo? El circo llega al pueblo, en Nogoya. Mi papá era carnicero. Fue a ver el circo y la vio a mi mamá que hacía equilibro en alambre. La ve y se enamora. Papá saco las entradas de todos los días en la misma butaca. Entonces, lo veía siempre. Se tuvo que acercará mi tío para llegar a mi abuelo. ¡El Circo se iba! Mi papá por amor, sin que mi vieja le haya dicho que lo aceptaba, él se fue con el circo para enamorarla”, contó.

Esa historia la voy a hacer en teatro porque me parece bellísima. Un homenaje al circo que la está pasando tan mal. De última, yo pude zafar. Tuve que vender un departamento aunque no quería, pero lo vendí. Ahora tiene que venir algo mejor”, terminó.

Comentarios