El inesperado percance que sufrieron Marcelo Tinelli y Guillermina Valdés durante sus vacaciones en Mendoza – Revista Paparazzi

El inesperado percance que sufrieron Marcelo Tinelli y Guillermina Valdés durante sus vacaciones en Mendoza

Como no pudo viajar a Uruguay, el líder de la tele alquiló una casa en Nordelta pero también se fue unos días a Mendoza.
TEVE
TEVE

Hasta la llegada del coronavirus, Marcelo Tinelli y Guillermina Valdés eran un clásico de los veranos de Punta del Este. Visitaban otros lugares (Saint Barth o las Bermudas, en el Mar Caribe, por ejemplo) pero siempre se pasaban buena parte de enero y de febrero en "La Boyita Petrolera", la famosa "chacra de mar" donde era común verlos sobre los camastros, andando en cuatriciclos o a él jugando al fútbol.

Pero la pandemia destruyó por completo "la vieja normalidad". La hizo añicos. Entonces, aquellos destinos "5 o 6 estrellas" internacionales se transformaron, en muchos casos, en vacaciones mucho más caseras pero no por eso menos exclusivas: Tinelli, Guillermina Valdés y el hijo de los dos, Lorenzo, están pasando unos hermosos días en Mendoza. Ni La Mansa, ni Gorlero, ni las aguas turquesas de Centroamericana: no, acá nomás, en el corazón de Cuyo.

A decir verdad, Mendoza no tiene nada que envidiarles a muchos puntos del mundo "super promocionados" como turísticamente atractivos. No tiene mar, es cierto, pero está enclavada a orillas de la imponente y majestuosa cordillera de los Andes. En sus verdes campiñas nacen algunos de los mejores vinos del mundo y respirar su aire puro y limpio es una verdadera bendición.

SE LARGO LLOVER Y TINELLI, GUILLERMINA Y LOLO, QUE COMIAN AL AIRE LIBRE, TERMINARON CON PARAGUAS EN LA MANO.

Si no se la conoce, hay que ir. Los que fueron deben volver. Es un lugar mágico, sin dudas. Tinelli y su mujer lo están comprobando en estos días. Quedaron maravillados con los paisajes, los colores, los aromas, las acequias, el orden, las plazas llenas de verde, la gente macanuda y mucho más relajada que la de Buenos Aires.

Aparte, Tinelli tomó un poco de distancia de los distintos incendios que genera el fútbol a medida que se va jugando. Como titular de la Liga Profesional de Fútbol recibió "millones" de críticas por la organización de la Copa Diego Armando Maradona. Como presidente de San Lorenzo, la irregular marcha del equipo hasta provocó la prematura salida de su entrenador, Diego Soso, y la ebullición de sus hinchas, que pretenden mejores resultados y mayores avances en su deseo de "volver a Boedo".

Sin embargo, el conductor no pudo eludir los contratiempos "veraniegos". Porque como parte de una jornada "a pleno sol y diversión", Marcelo, Guillermina y Lolo disfrutaban de un almuerzo al aire libre. La jornada lo permitía. Una suave y leve brisa acariciaba sus sentidos mientras iban saboreando cada uno de los manjares.

En eso estaban cuando el cielo se puso gris. Y de una incipiente neblina se pasó a un panorama completamente encapotado. Cosas de la montaña. Secretos indescifrables hasta para los que viven allí toda su vida. Al rato estaba lloviendo. El aguacero les cayó de la nada mientras estaban a mitad de la comida, sin techo.

Rápidamente, los dueños del restaurante donde estaban almorzando solucionaron la cuestión de la manera más casera posible: nada de correrles la mesa ni llevarlos a un lugar sentado. Tres paraguas, uno para cada uno, y a seguir comiendo como si nada fuera. Las vacaciones tienen eso. Quedará como una anécdota.

"¿Te acordás cuando estábamos comiendo en Mendoza al aire libre y se nos largó a llover?" se dirán alguna vez cuando estén recordando momentos divertidos con Lolo y el resto de la familia. ¡Al mal tiempo, buena cara!

Más información en paparazzi.com.ar

TEMAS

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig