in

El Polaco y Barby Silenzi compartieron el primer baño de su hija, a pura emoción: “Mis tesoros más preciados”

Felicidad total: el cantante y la bailarina disfrutaron el especial momento con su círculo más íntimo.

Hay momentos en la vida que quedan en el recuerdo de la gente, como un tesoro y para siempre. El Polaco y Barby Silenzi bañaron por primera vez a Abril, y es probable que jamás se olviden de ese momento sagrado y feliz.

A dos semanas del nacimiento de su primera hija, el cantante y la bailarina higienizaron a la hermosa bebé en una palangana de color rosa y rodeados de burbujas de jabón, gotitas de perfumina y un mar de afecto y cariño.

Después de respetar el paso de los días indicados para sumergir en el agua a la recién nacida, fue el propio Ezequiel Cwirkaluk –verdadero nombre del intérprete- quien retrató la acción.

Junto a sus hijas Sol -de 12 años- y Alma -de 6-, y con Elena, la hija de la ex participante del Bailando por un sueño correteando por la casa que habitan en un barrio privado, la peque tuvo su primer bañito ante la creciente emoción del resto de la familia.

ABRIL TUVO SU PRIMER BAÑO, A DOS SEMANAS DE SU NACIMIENTO.

Como testigo privilegiada, María Aimo, mamá del artista musical, aportó sus conocimientos y contempló, embelesada, igual que los flamantes padres, las expresiones de la beba en su primera experiencia con el agua.

“Mis grandes logros, las amo“, le dedicó el Polaco a los amores de su vida

FELICES DE LA VIDA

Aunque la nueva integrante de la familia llegó al mundo en pleno contexto de pandemia por Covid 19, nada le quita la felicidad a sus papis.

Tanto Barby como el Polaco se sienten dichosos del grupo que supieron construir y así lo demuestran en cada uno de sus posteos y declaraciones.

PAPA Y MAMA ESTAN MUERTOS DE AMOR CON LA BEBE.

“Hoy es uno de los días que no voy a olvidar jamás. Nace mi tercera princesa y mi corazón explota de alegría, compartió el papá el mismo día en que la deseada hija llegó al mundo, el 1 de junio.

Pero eso no es todo… Si se trata de expresar sentimientos y emociones, Ezequiel se muestra cada vez más maravillado con la realidad que vive.

“Bebotas de papi, mis tesoros más preciados, mis grandes logros, las amo”, le dedicó a sus tres reinas. Este domingo, celebrará por triplicado.

Comentarios