¡Fanática! Teté Coustarot manejó un micro de larga distancia en la ruta para llegar a un recital de un famoso cantante – Revista Paparazzi

¡Fanática! Teté Coustarot manejó un micro de larga distancia en la ruta para llegar a un recital de un famoso cantante

La periodista describió una vivencia espectacular, en la que tomó el volante de un vehículo enorme para arribar a tiempo.
TEVE
TEVE

Elegante, bella, inteligente, culta y amable. Teté Coustarot es sinónimo de infinidad de descripciones positivas, lejos de los escándalos y emparentada con solvencia. Por eso genera mucha sorpresa imaginarla en una actividad disímil. 

Además, la historia engloba condimentos fabulosos, como el fanatismo por un artista, el deseo de llegar a tiempo y un chofer dormitando, con el riesgo para todo el pasaje. Y ahí estaba la icónica mujer de los medios y de las pasarelas.

¿Qué pasó? Teté se animó a detallar una anécdota maravillosa, que protagonizó años atrás, en el contexto de hablar de su relación de amistad con el enorme Sandro. Justamente, el cantante se erige en un engranaje decisivo en todo esto. 

"Me di cuenta que el chofer estaba raro, entonces le dije que se corriera que manejaba yo", contó Teté.

Coustarot acudió a su excelente capacidad de descripción, ante la atenta mirada de los comensales de la mesa de Mirtha Legrand. Así, la ex Siglo XX Cambalache inició su relato: “Una vez, terminamos de hacer un desfile en Pinamar y Roberto Giordano nos ponía un micro porque éramos muchísimas personas. Volviendo a Mar del Plata me di cuenta que el chofer estaba raro”.

Hasta ahí el escenario, la ubicación espacio-temporal, para ingresar en lo más jugosa de la vivencia. “Entonces le dije al chofer ‘estás cansado, correte que yo manejo micros’. Así que lo saqué”, pormenorizó Teté, mientras todos los invitados se estallaron de emoción por el tenor de la experiencia.

"Nunca había manejado un micro, pero no llegábamos al recital de Sandro", develó Coustarot.

En la continuidad de la narración, Coustarot exteriorizó: “Nunca había manejado un micro, pero no llegábamos al recital de Sandro. Entonces tomé el volante y entramos a Mar del Plata conmigo manejando”. 

Cachete Sierra se volvió loco con la historia, claro porque nadie se imaginaba a Teté al volante de un medio de transporte tan grande y complejo. Para culminar, la comunicadora explicó: “Son anécdotas maravillosas. Ingresas al hotel Hermitage y Sandro empezó a cantar”.

Extraordinario suceso, ideal para recrear en la mente esa imagen de la espléndida Teté al frente de un ómnibus, durante una noche cerrada y en la ruta atlántica.

Más información en paparazzi.com.ar

TEMAS

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig